Guillermo Amo | El artículo “Doñana, de paraíso natural a almacén de gas” publicado por la revista “Ecologista” nº91, editada por Ecologistas en Acción y escrito por Juan Romero y Daniel López Marijuán, hace un buen repaso del proyecto “Marismas”, nombre de la infraestructura para almacenar gas natural que la  empresa Gas Natural-Fenosa está ya construyendo en el Espacio Natural de Doñana.

El caso del proyecto Marismas es un ejemplo “de libro” de cómo las grandes corporaciones multinacionales trabajan a largo plazo, tocando todos los resortes del sistema, desde la UE a la administración local, para llevar a cabo sus intereses de multiplicar su capital sin riesgo ninguno (si el proyecto fracasa, la compensación económica multimillonaria está garantizada -recordemos también el proyecto Castor, por citar otro ejemplo parecido). Además los intereses de estas empresas están por encima de cualquier otro derecho o valor. Recordemos, por ejemplo, que Doñana tiene todas las figuras de protección ambiental y reconocimientos posibles, tanto nacionales como internacionales, por sus valores naturales. Pero todos estos reconocimientos no bastan. Poco a poco, combinando legislaciones a medida con grieta legal tras grieta legal en la legislación ambiental, puerta giratoria tras puerta giratoria, gobierno tras gobierno, los intereses de beneficio económico privado prevalecen por encima de todo lo demás aunque sea, como en este caso, destruyendo uno de los espacios privilegiados de biodiversidad del mundo y llevando a la ruina en el corto-medio plazo a toda una comarca y sus gentes. Doñana tiene un futuro próspero por la senda de hacer un buen encaje de la vida humana en tan preciado ecosistema y esto está más que perfilado en los informes y trabajos que diferentes colectivos han hecho sobre la fragilidad de ese territorio y su sostenibilidad socioeconómica (WWF, Podemos, entre otros). Hay alternativas, están por desarrollar en su mayor parte, pero ahora todas pasan por frenar urgentemente el deterioro que causa el proyecto de Gas Natural Fenosa. Recomendamos leer este artículo para profundizar en este tema y continuar la movilización.