Año nuevo kurdo: nuevo y libre para ahora y por siempre

Foto: Vanessa AmessaFoto: Vanessa AmessaFoto: Vanessa AmessaFoto: Vanessa AmessaFoto: Vanessa AmessaFoto: Vanessa Amessa

Lorena Cabrerizo y Txema Abaigar | Convocada por las asociaciones Rojava Azadi y de Amistad con el Kurdistán, este pasado 23 de marzo se celebró en Madrid la fiesta más popular del Pueblo Kurdo: Newroz. Esta fecha de celebración para kurdos en todas sus subregiones (Bakur, norte, Rojava, oeste, Başur, sur y Rojhilat, este) y para yazidis, bahais y otros Pueblos de Oriente Próximo  y Asia Central, es la conmemoración del año nuevo del calendario persa, coincidente con el equinoccio de primavera. Y no es casual, por la evocación emancipatoria que supone, el ardor con que se celebra esta fecha y la represión con que suele contraponerse en los estados que “se reparten” el territorio kurdo.

En un ambiente festivo y reivindicativo se llevó a cabo en la Casa del Reloj (Madrid) esta fiesta anual. Celebrando el encuentro entre personas y familias exiliadas y con amigas/os y simpatizantes de la causa de los Pueblos libres, asi como con quienes, en tierras kurdas, luchan cotidianamente por una sociedad justa y libre y, por tanto, apoyando la lucha en Rojava contra todas las formas de opresión fundamentalista (ya sea religiosa, política, social, cultural…) y la autoconstrucción de un nuevo modelo (Confederalismo democrático) o en Bakur contra la brutal y sanguinaria represión por parte del gobierno turco (que ha terminado con la cuasi destrucción de ciudades del sudeste kurdo, cobrándose la vida de más de 2.000 personas, el encarcelamiento de otros tantos miles, entre ellos 300 cargos del partido con representación institucional HDP –Partido Democrático de los Pueblos-, etc). Pero además en los 7 meses de estado de excepción en territorio turco se ha producido la expulsión de sus trabajos de más de 130.000 personas, entre ell@s más de 5.000 profesores/as, añadiendo el encarcelamiento de más de 140 periodistas y decenas de medios de comunicación clausurados por la fuerza.

Con los gobiernos silenciosos ante esta continua masacre de la población Kurda, en virtud de sus negocios, intereses geoestratégicos presentes y futuros, visiones imperiales, etc., y en el cual los pueblos del área no juegan papel alguno de cara a futuras “negociaciones”, es la solidaridad de los Pueblos con los Pueblos la que cobra un papel fundamental, tanto en el área como desde acá. En este sentido se enmarca la Campaña de Solidaridad con el pueblo kurdo y la izquierda turca, impulsada por Rojava Azadi-Madrid, en la que se exige la libertad de los presos políticos, el respeto de los DD.HH., el fin de las torturas y de la dispersión carcelaria, la readmisión de las personas expulsadas de sus trabajos y que una comisión internacional asegure juicios justos e imparciales. Asimismo esta iniciativa declara su apoyo a las organizaciones favorables a la democracia y la paz entre los Pueblos y públicamente apoya la campaña por el NO al referéndum del cambio constitucional impulsado por el tirano Erdogan que, de aprobarse, convertiría el actual régimen autoritario en una dictadura de facto.

Tras las actuaciones de la cantautora kurda Mizguin, del conocido músico Farqî Azad, de la muestra gastronómica, de los bailes y felicitaciones y, en espera de que el próximo Newroz sea el de la celebración de la libertad y el fin de las tiranías, se despidió el Acto hasta la próxima con un “Newroza we pîrozbe” (feliz año nuevo).