Poder Popular | Decenas de miembros de las PAHs madrileñas han aprovechado el desfile celebrado hoy en la Puerta del Sol con motivo de la festividad del 2 de Mayo para reivindicar una vez más el derecho a una vivienda digna y exigir soluciones urgentes para las 27 familias que fueron desahuciadas en Majadahonda el pasado 24 de abril.

 

El acto oficial del día de la Comunidad de Madrid, presidido por Cristina Cifuentes, se ha visto alterado a su paso por la Puerta del Sol, donde activistas de la PAH han desplegado pancartas reivindicativas y han entonado lemas por el derecho de todas las personas a una vivienda. Gran parte de las demandas se han centrado en pedir una alternativa habitacional para las personas que se han quedado sin casa en el municipio madrileño de Majadahonda (se ha seguido con el hashtag #SolucionCasasRojas), entre las que hay más de una veintena de menores, y que a día de hoy se encuentran en la calle. Además, los y las activistas han aprovechado la acción para denunciar la corrupción estructural del Partido Popular, que en las últimas semanas ha sumado a las causas abiertas la de la Operación Lezo.

 

Cuando el desfile llegaba a su término, los y las integrantes de la PAH han sido rodeados por los agentes de la Policía Nacional y, en medio de un amplio despliegue, han sido identificados.

 

 

La PAH visibiliza habitualmente, a través de sus acciones, la vulneración sistemática del derecho básico de todas las personas a tener una vivienda digna, señalando a los culpables públicamente y exponiendo sus políticas antisociales e inhumanas, como es el caso del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que lleva a cabo tal despliegue de recursos públicos para un acto oficial mientras sigue alejado de los problemas de la gente. Los desfiles y movilización de cuerpos de seguridad del Estado y la recepción oficial de este 2 de Mayo por parte de un gobierno corrupto se percibe con mayor obscenidad cuando seguimos sufriendo niveles escandalosos de pobreza energética y familias enteras son desahuciadas de sus casas sin alternativa habitacional, mientras estas mismas viviendas vacías son tapiadas e inutilizadas. En los últimos tiempos también hemos podido observar cómo se movilizaban estos mismos cuerpos de seguridad del Estado, al servicio de los intereses privados de fondos buitres y grandes especuladores, para amedrentar a familias que exigen alquileres sociales y suministros básicos. La acción desplegada durante el acto del 2 de Mayo viene a denunciar todos estos abusos, y en particular viene a exigir una solución inmediata para atender a los y las vecinas de Majadahonda que se encuentran sin casa desde el pasado 24 de Abril. A medida que la policía ha procedido a identificar a los activistas, estos han continuado gritando “la voz del pueblo no es ilegal” y “lo llaman democracia, y no lo es”, reclamando que ninguna acción pacífica en defensa de los derechos humanos sea castigada y reprimida.

 

 

En esta ocasión, de nuevo, la PAH muestra la valentía y determinación para mantener la tensión en las calles frente a intentos de normalización de la miseria, la precariedad e incertidumbre vitales, a la que los poderes económicos y políticos de esta país pretenden condenarnos. La labor clave y necesaria que desempeña la PAH sigue mostrando la importancia del apoyo mutuo, la autoorganización y la acción directa, no resignándose a los designios de un sistema inhumano, y perseverando día a día en su lucha por una vida digna. Esta tenacidad y determinación por la lucha colectiva es la que convierte a este movimiento en una referencia en todo el Estado español y a nivel internacional, y nos ofrece las claves para profundizar el conflicto social.