Redacción Poder Popular | Más de 500 personas marchan a pie a Villar de Cañas para mostrar el rechazo social a la construcción del cementerio nuclear en esta localizad.

 

El pasado domingo 7 de mayo la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca y el Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA) convocaron a centenares de personas en una marcha simbólica para denunciar los planes de la industria energética nuclear, que pretende construir un Almacén Temporal Centralizado (ATC), según la denominación de ENRESA (Empresa pública del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital encargada de la gestión de residuos de instalaciones radiactivas). La batalla antinuclear tiene en Villar de Cañas un frente importantísimo, hay que parar la construcción de una infraestructura en esta localidad que a todas luces es nefasta:  emplazamiento en lugar geológicamente inadecuado y donde existen ecosistemas protegidos por la legalidad actual cuya existencia es incompatible con esta actividad industrial. Los riesgos de los cementerios nucleares saltaron ayer mismo otra vez a los medios con la desgraciada noticia del hundimiento de un túnel de almacenamiento de residuos nucleares en una planta del Estado de Washington, en EEUU. Más datos, que junto a Chernóbil, Fukushima y tantos otros, nos vuelven a recordar que la industria nuclear para la generación de energía eléctrica no es segura yque, por tanto, que nunca debió llevarse a cabo.

 

La lucha antinuclear tiene otro frente importantísimo: la de los permisos de utilización de las centrales nucleares que vencen en 2020, 2021 y 2024 y que no deben ser renovados para proceder, de esta forma, al desmantelamiento de esta industria y a su sustitución por fuentes de energía renovables.

 

 

La próxima cita de esta lucha es en Madrid, el 10 de junio. Para mantenerse informado y colaborar:

Movimiento Iberico Anti-Nuclear