Esteban Csik | Ayer martes, la Plataforma de Argentinos en España y la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, convocaron de manera conjunta en la Puerta del Sol de Madrid a toda la ciudadanía en solidaridad con una lucha compartida: Memoria, Verdad, Justicia y Reparación.

Aunque la situación en los dos países es distinta respecto a los crímenes de lesa humanidad ocurridos durante las pasadas dictaduras, hay una fuerte vinculación entre los pueblos para hacer justicia. Mientras que en Argentina se ha juzgado y condenado a los responsables de tal barbarie, en España asesinos y torturadores siguen paz y libertad.

La llamada de los argentinos coincide con la intentona del presidente Mauricio Macri, a través de un fallo de la Corte Suprema de Justicia, que pretendía utilizar la Ley 24.390 (derogada en el 2001, sin ningún sustento jurídico y de forma retroactiva), de liberar a los genocidas que se encuentra hoy en día enjuiciados y condenados. Parece ser, que se trata de una jugarreta política para de esta forma devolver los favores a los que permitieron que la familia Macri amasara su fortuna durante y después de la dictadura de Videla. Esta maniobra, junto a otros tratos privilegiados a genocidas (como la prisión domiciliada o las celdas de lujo), pone en riesgo a las testigos, familiares y víctimas del terrorismo de estado que se saldó con 30.000 desaparecidos. Gracias al pueblo organizado y a la unidad de acción, bajo el liderazgo de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y otras organizaciones de Derechos Humanos, inmensas mareas de gente han llenando el centro de Buenos Aires y otras importantes ciudades del país este miércoles pasado, obligando al gobierno argentino a dar marcha atrás con esta medida.

Junto a esto, las organizaciones de Memoria Histórica y la Plataforma contra la Impunidad de los Crímenes del Franquismo, conmemoraron el séptimo aniversario de su salida a la calle visibilizando lo que algunos quieren seguir tapando. Todos los jueves a las 20hs en Sol, aunque se caiga el mundo, se reúnen y dan vueltas a la plaza para pedir “Justicia, Memoria y Reparación”. En este sentido, el Estado español, mediante la aplicación de la ley de Amnistía (Ley 46/1977) deja impune a todos los crímenes de lesa humanidad que se han cometido a lo largo de una dictadura de 40 años. Así mismo, recordemos que el Partido Socialista Obrero Español en 2009 y el Partido Popular en 2014, se ha encargado de limitar la justicia universal, haciendo casi imposible poder llevar al banquillo a los responsables de tal genocidio. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica calcula que unas 114.226 personas permanecen en fosas comunes sin identificar, dejando a España como el segundo país del mundo en número de desapariciones después de Camboya.

Una vez más, en una demostración de dignidad y solidaridad, dos pueblos hermanados con el pasado y el presente, han demostrado la importancia de la unidad y el internacionalismo, porque esta lucha es de todas, porque juntas seguiremos reclamando:

¡Memoria, Verdad, Justicia y Reparación! ¡Nunca Más!