Poder Popular | Día agitado en el Congreso de los diputados tras casi 12 horas de debate en la sesión de la moción de censura al PP presentada por Unidos Podemos y las confluencias. Corrupción, democracia y plurinacionalidad han sido los temas que han recorrido los debates de esta primera sesión que cerrará mañana con las intervenciones de Ciudadanos y el PSOE.

La mañana en el congreso de los diputados ha empezado con una contundente Irene Montero sacando las verguenzas del partido del gobierno. La diputada ha señalado sobre el PP que «necesitan mentir y para que se acepten sus mentiras, presionar con el miedo» pero el partido morado ha perdido el miedo como ha demostrado su portavoz. La intervención de Montero ha hecho un repaso de los grandes hitos de movilizaciones populares que abrieron el ciclo social y político en el Estado: del 15M a las Marchas por la dignidad, así como, un alegato feminista recordando a figuras como Rosa Parks o Campoamor para defender que quienes hacen «posible lo imposible» día a día son las mujeres. El grueso de la intervención se ha centrado en desgranar el modelo de gobierno del PP: el robo y la desigualdad. Tras más de un minuto recitando la lista de los más de 60 casos en los que se encuentra involucrado el PP, ha salido un Mariano Rajoy sarcástico quien ha declarado no entender la intervención de casi dos horas de Irene Montero.

Rajoy ha hecho oídos sordos a las propuestas programáticas y medidas anticorrupción, así como a la situación de exclusión y desigualdades que viven las mayorías sociales en el Estado español expuestas en su intervención Pablo Iglesias como candidato a la presidencia. Un Rajoy que ha reiterado en varias ocasiones la salida de la crisis y la recuperación económica como únicos eslabones en materia económica en los que apoyarse como garantía de su capacidad de gobierno.

El actual presidente ha acusado a Podemos que sólo ante un escenario objetivamente negativo podrían «hacer política», a lo que Iglesias ha puesto de ejemplo los ayuntamiento del cambio, quienes estaban invitados en la sesión de hoy.

https://twitter.com/bcnencomu/status/874617991861747716

La plurinacionalidad y el derecho a la autodeterminación también han atravesado los debates de la sesión de hoy. Durante la mañana y primera hora de la tarde, tras una exposición de Pablo Iglesias sobre la centralidad de la cuestión, ha señalado la necesidad de «altura de estado» ante un Rajoy atrincherado en la «soberanía nacional» española. Ante su actitud negacionista, Iglesias ha terminado diciéndole que su partido y la derecha española no entienden España haciendo un repaso de las realidades nacionales y territoriales del conjunto del Estado y advirtiendo que era esa actitud la que llevaba a ese tipo de escenarios.

El turno de la tarde ha sido para los partidos en el grupo mixto. El tono con Compromís ha sido amistoso Baloví ha recalcado que apoyarían este moción y todas las que pudieran presentarse contra el PP; en sus antípodas se ha encontrado Ana Oramas (Coalición Canaria) quien ha llamado “teatro” a la sesión de hoy. Una opinión compartida por el diputado por Asturies de FORO, así como por el navarro de UPN. El PDEcat (antigua Convergència) por su parte ha declarado que dará una abstención ante el escepticismo que le genera la formación y su apuesta plurinacional. EHBildu ha dicho que apoyarían la moción, pero ha reclamado que detallaran cuál sería esa propuesta de Estado plurinacional, así como, su defensa en el referéndum catalán el 1º de octubre.

El cierre de la sesión ha sido con las intervenciones y réplicas de ERC. Joan Tardà ha empezado su intervención con un saludo amistoso a Unidos Podemos y las confluencias gallega y catalana. Ha recordado que cuando sus cargos públicos acatan la constitución lo hacen por imperativo legal y “no es una cuestión estética”, lo que ha dado paso a recordar el peso que aun tenía el franquismo cuando aquella se aprobó. Ha declarado “nos hacemos nuestra, vuestra moción” con un alegato a la actuación solidaria del republicanismo catalán para con las izquierdas del conjunto del estado. Además, han puesto en valor el coraje de abrir este tipo de debates en “este parlamento”.