Poder Popular/ Desde hace meses la cuestión de la gestación subrogada se ha colado en la agenda pública. Una cuestión compleja que abarca diferentes debates y que, de hecho, ha generado sonoras polémicas en los grandes medios. Recientemente, ha sido Ciudadanos (C’s) quien ha lanzado una propuesta para regular esta práctica de una manera más detallada obligando con ello al resto de actores a tomar una posición más definida sobre el tema. A este respecto, desde Anticapitalistas se ha lanzado un comunicado sobre esta cuestión. Para aclarar algunos puntos sobre el debate de la gestación subrogada entrevistamos a Paula Quinteiro, diputada en el Parlamento gallego por En Marea y militante de Anticapitalistas.

¿Por qué ahora el debate sobre la gestación subrogada? ¿De dónde y por qué surge este interés por la regulación de esta práctica?

Paula Quinteiro: Este debate lleva meses colocándose en el centro de la agenda mediática, siempre bajo un enfoque sesgado y demagógico. Principalmente son las empresas que podrían encontrar un nuevo nicho de mercado las que están forzando este debate. Tenemos que remarcar que este debate no sale del movimiento feminista, sino que nos viene impuesto desde fuera por una serie de lobbies con evidentes intereses económicos.

Ciudadanos lo está aprovechando, por una parte porque le está sirviendo para ser la correa de transmisión de las demandas de estos lobbies económicos, y por otra, porque saben que podría crear contradicciones en otras organizaciones políticas, que aún no tenían fijada su posición.

Los intereses económicos que se podrían encontrar al regular esta práctica son múltiples, ya que no sólo hay que centrarse en el intercambio que se podría dar entre la gestante y los futuros progenitores subrogantes. Tenemos que prestar atención a todos los agentes intermediarios que saldrían beneficiados de mercantilizarse, todavía más, la reproducción: clínicas de fertilidad, despachos de abogados, etc. En resumen, este debate se puso encima de la mesa sin contar con el movimiento feminista, sin contar con las mujeres, y priorizando los intereses de unos pocos.


¿Qué posiciones existen dentro del campo del feminismo ante un debate con tantas aristas?

La respuesta es lo suficientemente compleja como para no poder responder de forma categórica. Creo que, por mucho que se pretenda vender otro relato, hay un acuerdo bastante mayoritario de las feministas en oponerse a la mercantilización de este proceso. Si bien podemos encontrar posturas más liberales que se amparan en la libertad de elección de las gestantes, creo que es importante resaltar que esta posición es minoritaria. Deberíamos ampliar los marcos de este debate, y en mi opinión estamos ante una situación que debemos enfocar desde el anticapitalismo y desde el feminismo de manera conjunta.

https://twitter.com/anticapi/status/882520275086184448

Anticapitalistas ha sacado un comunicado rechazando la propuesta de C’s, ¿Cuáles son los motivos? ¿Qué esconde esa propuesta?
Por mucho que intenten vender el relato
de que ponen en el centro los derechos de las mujeres, la propuesta de Ciudadanos va en contra de estos porque deja la puerta abierta a su vulneración. Habla de contratos que no se podrían romper y para nosotras los derechos (cómo el aborto) nunca pueden constreñidos por contratos mercantiles.

Además, debemos oponernos frontalmente a la mercantilización de este proceso. Aunque pretendan ocultarlo, existiría. Se encuentran fácilmente contradicciones entre sus palabras y lo que refleja el texto. Niegan el intercambio monetario, pero abren la puerta a una posible compensación resarcitoria. Obviamente, implicaría que este fuera el motivo por lo que algunas mujeres se decidieran a llevar a cabo esta práctica y no la generosidad.