Caravana Abriendo Fronteras rumbo a Melilla.

Rommy Arce/ Las más de 400 activistas llegadas de Euskadi, Catalunya, Nafarroa, Castilla León, País Valencià, Aragón, etc. amanecieron ayer en un Polideportivo de Madrid que les dio la bienvenida con un chocolate con churros. Se acumulaban mochilas, pancartas y recuerdos de la pasada que muchas ya compartieron en el verano del 2016. Con estas acciones se persigue movilizar a la sociedad y mejorar la correlación de fuerzas con el objetivo de cambiar de una vez por todas el paradigma de una política migratoria criminalizadora y represiva o asistencialista en el mejor de los casos, por otra que conquiste en el “derecho a tener derechos” para las personas migrantes y refugiadas. En 2016 se denunciaba el cierre y la externalización de fronteras, las políticas de control migratorio, el ilegal tratado de la UE con Turquía, la imposibilidad de solicitar protección internacional en embajadas y consulados y el incumplimiento de los compromisos de reubicación y reasentamiento.

Este verano con la Caravana a la Frontera Sur se da continuidad a la iniciativa y se pone el foco en la excepcionalidad del estado de derecho que se vive en los territorios de Ceuta y Melilla donde todos los días se vulneran los DDHH de las personas migrantes o potenciales demandantes de asilo en los CIEs y CETIs, con las frecuentes devoluciones en caliente o la dramática situación de los menores de edad no acompañados. ¿Dónde están los cacareados “valores europeos” de democracia, derecho y solidaridad? No en esos “guantánamos” donde no rige la legalidad ni la humanidad. Nuestra frontera sur y el Mediterráneo tienen el macabro honor de ser la ruta migratoria que más vidas se ha cobrado, 10.000 personas sólo desde el 2014.

Detrás de esta iniciativa está el impulso de más de 100 colectivos y organizaciones políticas de todo el estado español entre las que destacan Podemos, Izquierda Unida, CGT Confederal, Ecologistas en Acción o No Somos Delito entre una interminable lista. Debemos destacar la fuerte movilización del movimiento feminista que una vez más nos recuerda que la pobreza y desigualdad tiene rostro de mujer. Las mujeres migrantes y refugiadas sufren además la violación de sus derechos sexuales y reproductivos además de otras discriminaciones que están prácticamente ausentes de las legislaciones de asilo.

Esta mañana se había convocado a la ciudadanía a realizar una cadena humana frente al Congreso de los Diputados para que los representantes políticos tomen conciencia. Se llevó a cabo en un ambiente festivo y reivindicativo entre lemas que apelaban a Mariano Rajoy invitándole a saltar la valla de Melilla. Los portavoces Serigne Mbay, de la Asociación Sin Papeles de Madrid y Ana Ribacoba de la Plataforma Gasteiz Irekia fueron los encargados de poner voz a las demandas de una ciudadanía harta de una política migratoria genocida. Nos parece importante recoger en esta crónica las reivindicaciones expresadas esta mañana:

1. Demandamos vías legales y seguras para las personas en tránsito, y exigimos que se garanticen sus derechos en los países de acogida, evitando la explotación, los abusos, la violencia, la trata y el tráfico de personas.

2. Exigimos que se respeten las disposiciones del derecho internacional, en particular la Convención de Ginebra relativa a las personas refugiadas, de la que Marruecos y España son firmantes.

3. Pedimos la suspensión de la firma y aplicación de acuerdos de retorno y readmisión con países que no respetan los derechos humanos, y denunciamos la externalización de nuestras fronteras y las devoluciones en caliente de las personas que llegan a nuestras fronteras, que han sido denunciadas por numerosas asociaciones y organismos europeos de ddhh por vulnerar el derecho internacional.

4. Requerimos el cese de la instrumentalización de la «Lucha contra la trata de seres humanos» para realizar operaciones represivas contra quienes migran. Son nuestras propias políticas de cierre de fronteras las que abocan a las personas migrantes a recurrir a vías inseguras.

5. Reclamamos que se establezcan políticas de acogidas dignas y efectivas y que el Gobierno  acabe con los obstáculos en la tramitación en el procedimiento de asilo, desarrollando reglamentariamente la Ley de Asilo. Exigimos que se permita el acceso a las oficinas de asilo en las fronteras de Ceuta y Melilla, sin discriminación alguna. Para ello es necesario que las autoridades marroquíes, con la connivencia española, dejen de bloquear el paso o extorsionar a las personas que se dirigen a las oficinas de la frontera.

6. Esta es una caravana feminista.  Queremos hacer visible la presencia de las mujeres en los procesos migratorios, en los que son protagonistas y sujetos políticos. Con fuerza denunciaremos la violencia sexual que sufren las mujeres y las niñas tanto en los países de origen en contextos de conflictos armados, como en los países de tránsito y acogida. Exigimos que se garanticen los derechos de las mujeres en los países de acogida evitando la explotación, los abusos, la violencia y la trata de personas. Que se avale su derecho a formular una solicitud de asilo independiente de sus parejas y a tener un estatuto jurídico independiente del de sus cónyuges. Que se atiendan las necesidades específicas de salud y los derechos sexuales y derechos reproductivos de las mujeres y personas LGTBI, incluido el aborto, así como que se garantice la atención a las mujeres y niñas que han sufrido o corren el riesgo de sufrir abusos, violencia, mutilación genital o matrimonios forzados.

7. Exigimos que se clausuren los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), verdaderas cárceles racistas donde se encierra a los migrantes aunque no hayan cometido ningún delito.

8. Demandamos que los/as menores no acompañados de Ceuta y Melilla sean reubicados en las distintas comunidades autónomas del Estado, para garantizar sus derechos y atención, evitando la violencia y abandono que en muchos casos sufren. Que se garantice con la máxima celeridad la documentación pertinente al cumplir la mayoría de edad y se invierta en políticas sociales para asegurar el pleno acceso a todos sus derechos.

9. Solicitamos que se tomen medidas para garantizar los derechos y la dignidad de las trabajadoras y trabajadores transfronterizos, las porteadoras, en Ceuta y Melilla y las personas migrantes que se ven sometidas a condiciones de trabajo deplorables.

10. Por último, alentamos a toda la ciudadanía que se encuentre al paso de nuestra ruta en Madrid, Sevilla, Málaga, Tarifa, Melilla, Nijar y Almería etc que se sume a las movilizaciones que se están preparando en cada una de sus ciudades.

En esa guerra larvada de la Europa Fortaleza de los últimos contra los penúltimos, iniciativas de la sociedad civil como esta son el único camino para dar la batalla a la xenofobia institucional y el avance de la ultraderecha. Recibe con los brazos abiertos a la Caravana Abriendo Fronteras al paso por tu ciudad: hoy han partido rumbo a Sevilla y continuarán camino de Algeciras y Tarifa, donde se denunciarán las indignas e inhumanas condiciones de vida de los internos e internas del CIE de Algeciras-Tarifa. Ellas sí nos representan.