Poder Popular | Un centenar de personas acudieron ayer a la manifestación convocada por la Plataforma Sos Kellys contra la firma del Convenio Catalán de Hostelería y Turismo entre UGT y la Patronal en Barcelona. La reivindicación central de las Kellys y del frente de apoyo que han construido es la prohibición de las externalizaciones de la actividad normal de los Hoteles. Las Kellys ponen como ejemplo de una regulación de ese tipo el convenio de Santa Cruz de Tenerife. Las consignas más coreadas en la protesta fueron “no a la externalización” y “externalización, contratos precarios”, junto con críticas a CCOO y UGT.

Además, de la Asociación las Kellys y los sindicatos integrados en la Plataforma (CNT, IAC, COS, CGT, Somos Sindicalistas) tuvieron presencia otros colectivos como el sindicato Co.Bas, la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas (vinculada a la organización trotskista CRT), el Movimiento SAD Barcelona que reune a las trabajadoras del Servicio de Atención Domiciliaria en lucha por la municipalización del servicio, Podem Catalunya, la Plataforma de Afectados por el ICAM (PAICAM) o la Plataforma de Afectados por la Crisis (PAC).

La manifestación comenzó en la plaza Urquinaona y se desplazo hasta el Gremio de Hoteles de Barcelona. Sin embargo, la patronal había aplazado la firma hasta calcular el impacto económico de los atentados del 17 de Agosto en el sector cómo informa el Diari del Treball. Un aplazamiento que no hace prever precisamente mejoras en el pre-acuerdo. Las Kellys entraron en el edificio pero como explicaba Vania Arana “no nos han recibido y nos han cerrado la puerta en banda”. Mientras duro la ocupación, el resto de manifestantes cortaron Vía Laietana con cierto atasco hasta que la Guardia Urbana desvío la circulación. Desde allí se dirigieron a la sede de UGT en la Rambla del Raval para exigirles que no firmen el pre-acuerdo: