Pepe Mejía | “Se ha dicho que lo que no es legal no es democrático y esto es una tremenda aberración”, afirmó Jaime Pastor esta mañana en la rueda de prensa convocada por Madrileños y madrileñas por el derecho a decidir, después de que un juez de lo contencioso administrativo, José Yusty Bastarreche, suspendiera cautelarmente un debate que sobre el derecho a decidir se iba a producir el próximo domingo 17 en la Nave de Terneras en el Matadero de Madrid.

En su intervención Pastor destacó que se ha elaborado un Manifiesto “Madrileñxs por el derecho a decidir” y que entre sus primeros firmantes figuran: el filósofo, Santiago Alba Rico, el abogado Alberto Arregui, el catedrático emérito de Ciencia Política de la UNED, Ramón Cotarelo, la filósofa Montserrat Galcerán, Yayo Herrero, activista ecofeminista, el periodista y editor, Manuel Blanco Chivite, José María Galante de La Comuna, la profesora de Antropología de la UAM, Ángeles Ramírez, el filósofo José María Ripalda, el escritor Isaac Rosa, el catedrático emérito de Ética de la UAM, Javier Sádaba, el profesor de Ciencia Política de la UAM, Carlos Taibo, el catedrático emérito de UCM, Juan Trías Bejaranop, y muchos más.

En el Manifiesto “Madrileñxs por el derecho a decidir” se destaca el masivo apoyo popular que existe en Catalunya a la realización de la “consulta para decidir libremente su futuro y su relación con el Estado español, dándose este apoyo tanto entre las posiciones favorables o contrarias a la posible independencia”.

También se pide al Gobierno español que “tiene la obligación de respetar este legítimo derecho y favorecer que la consulta se realice con plenas garantías democráticas, sin oponer obstáculos y respetando escrupulosamente la decisión que de ella se derive, como ha sucedió en los casos de la provincia de Quebec en Canadá, o recientemete en el Reino Unido con el caso de Escocia”.

Pastor se refirió también a la reforma express del artículo 135 de la Constitución y en este caso no se ha procedido lo mismo cuando se podía haber hecho. “Este gobierno rescata a la banca y esto es una estafa a la ciudadanía, esto es vulnerar la legalidad y los derechos básicos. “Sólo existe la vía del acuerdo con el Estado, existe un choque de legalidades. El proceso en Catalunya puede ayudar a democratizar Catalunya y también al conjunto de la sociedad española”.

Por su parte, el catedrático emérito de ética, Javier Sádaba, se limitó a leer el manifiesto y señalar: “No caer en la trampa del enfrentamiento entre pueblos”.

Pedro Casas, quien firmó la petición de sala para la realización del acto en la Nave Terneras, afirmó que ninguna asociación independentista había solicitado la autorización, tampoco es un acto independentista porque no hemos sacado ningún comunicado ni nada parecido en el cual figure eso. Es un acto por el derecho a decidir. Tampoco es un acto de Ahora Madrid.

“Sólo queremos debatir para escuchar diversas posturas, queremos ejercer nuestra libertad de expresión”. Mencionó que había recibido amenazas. “Falange lo escribió sobre un muro, expresiones de muerte y violentas. Y en ese mismo lugar el PP convocó a una rueda de prensa. Tanto Carmena, la alcadesa, como la concejala, Rommy Arce, han recibido amenzas y de esto el PP no ha dicho nada”.

Para Casas, el recurso del PP dice cuándo hay que ejercer la libertad de expresión. Y el juez, en su auto, va más allá. “El recurso del PP se ciñe a que se suspenda un acto administrativo; se pide que se paralice la cesión del local, pero el juez va mucho más allá de lo que los propios demandantes le pedían”, ha recriminado Casas.
Finalmente, Elena Martínez, aseguró que “no quieren urnas, no quieren actos, no quieren libertad de expresión, no quieren democracia, no quieren que expresemos nuestra solidaridad con el pueblo catalán en la defensa de sus derechos”. Tampoco quieren que se plantee “cambios en el régimen del 78, una transición tutelada. Esto no va de independencia sí o independencia no. Esto va de democracia sí o democracia no”.

Martínez aseguró que el acto se llevará a cabo con intervención de personas de Madrid y Catalunya y advirtió: “Vamos hacer la apología de la democracia”.