EL DESIERTO FÉRTIL

“Ningún hombre podrá entrar en el desierto o salir de él sin haber cambiado. Por débil que éste sea, llevará la impronta del desierto, el sello que caracteriza al nómada”.
(Henry Thessinger)

Háblame en hasanía, con el sol en la piel
y los grandes deseos que pueblan la hamada,
de fábulas, de magia y personajes
dormidos en la arena,
junto a la blanca camella del Sáhara.

No encontré un lugar donde se amase más
la poesía que en este pueblo de beduinos,
sus gentes de las wilayas, los niños de las escuelas
que sonríen cuando llega el incansable
bibliobús que surca los campamentos
con cuentos y versos en castellano.
Pocos pueblos que amen tanto la lengua
de aquel que un día les traicionó.

En la tierra liberada y en la tierra ocupada
los tres sabores de la ceremonia:
El primer té, amargo como la vida.
El segundo, dulce como el amor,
y el tercero, suave como la muerte.
En su espuma blanca vi volar al Bubisher.

Hasta el último rincón del planeta,
en sus casas de adobe y sus jaimas,
la poesía traspasaba sus almas
subida a los espejos del desierto,
sobre las imágenes de sueños antiguos.

Aquí donde el cielo abraza la inmensidad
descubrí sus raíces y la gran potencia
que ha sido el amor por su tierra,
esas madres hermosas con sus manos de henna,
su forma de educarse y protegerse,
de decirse cómo se quieren los unos a los otros
y acoger las sombras del exterior.

Háblame en hasanía, enséñame a mirar,
acampados bajo el firmamento.
Cuentos de los abuelos al calor de la hoguera,
en busca de pastos para el ganado;
transmíteme esa fuerza y alegría
de la vida que espera.
Porque me has dado los sellos del compromiso
y ahora soy saharaui, hijo de las semillas
y las estrellas que germinan en Tinduf.
Nada quisiera más que envejecer
junto a ellos, uno más en la lucha,
ser enterrado junto a sus raíces,
con sus armas en pie de paz
y sus versos de amor en Tiris,
en la cueva de Uld Tolba.

Habladme en hasanía, hombres azules
con el tiempo en las manos,
de esa tierra que vino del futuro.

Ángel Petisme, de El faro de Dakar –Ed. Renacimiento, 2017