Victor de La Fuente | Ayer no fue un domingo cualquier en la ciudad de Madrid. Tenía lugar en el Teatro del Barrio, del mítico barrio de Lavapiés, el acto organizado por la plataforma “Madrileñ@s por el derecho a decidir”. Cientos de personas acudieron al encuentro para defender el derecho a decidir del pueblo catalán, así como la libertad y la democracia. Pues el acto venía motivado con una doble carga, tras la prohibición del mismo acto en la nave Terneras del Matadero a iniciativa de una denuncia presentada por el Partido Popular.

La calle Zurita, donde se sitúa la cooperativa cultural, se encontraba abarrotada una hora antes de comenzar el acto. Un presagio de la alta asistencia que se viviría horas después. Más de quinientas personas se quedaron en el exterior del teatro siguiendo el evento por streaming. Sin duda la defensa de la autodeterminación era la cuestión central del acto pero donde no faltó una feroz crítica contra la actitud autoritaria y represiva del estado español. Isa Serra, diputada de Podemos de la Asamblea de Madrid (Anticapitalistas) destacó en su intervención “la cuestión de Cataluña no es solo una cuestión nacional y nunca lo ha sido, es una cuestión de la democracia, nos incumbe a todas defender los derechos que son de todos y todas”, recordó la persecución que vive Nines Nieto de Ecologistas en Acción, la judicialización de cuestiones políticas y el estado de excepción impuesto por el gobierno del Partido Popular requisando imprentas e investigando medios de comunicación.

Alberto Arregui (IU) profundizaba en la necesidad de compartir la lucha del pueblo catalán. Pues suponía ahondar en los derechos democráticos de los pueblos, reclamaba que “el derecho de autodeterminación no es una declaración abstracta para guardarla en la biblioteca sino para apoyarla concretamente; es la lucha de la libertad contra la tiranía”. Posteriormente intervino Nuria Gilbert (CUP) agradeció en primer lugar el apoyo de las y los madrileños a través de este acto. Resaltando el estado de excepción activado en Cataluña, donde la represión es la nota dominante a través de la vía legislativa o de los cuerpos de seguridad del estado. Y la defensa del Régimen del 78 por no solo el Partido Popular, sino el apoyo del PSOE. “En un momento que se cierran las fronteras, entendemos que este proceso tiene que ser constituyente; no puede ser el cambio de una bandera por otra”, recalcó en relación al proceso vivido en Cataluña en los últimos años, pues éste “no es una cuestión de identidades, sino de poder popular”.

A pesar de su aparatoso accidente en su visita a Asturias, Joan Tardá diputado en el Congreso de los Diputados (ERC) no quiso perderse el acto. “No existe unidad sin consentimiento” afirmó reiteradamente y profundizó en la posibilidad que abre para el resto del estado Español la ruptura democrática del proceso catalán. Posteriormente intervinieron Natalia Esteve, vicepresidenta de la ANC, Eduardo Reyes diputado en el Parlament de Junts pel Sí y Jordi Cuixart, presidente de Òmnium. Muchas otras personas apoyaron el acto con su presencia en el interior del teatro, como varios miembros de Ahora Madrid, es el caso de la concejala Romy Arce, Pablo Carmona y Montserrat Galcerán. Raúl Camargo y Miguel Ongil de la Asamblea de Madrid, así como el eurodiputado Miguel Urban, Jaime Pastor, de la revista Viento Sur y Yayo Herrero de Ecologistas en Acción. A su vez estaba prevista la participación de Lluis Llach, pero debido a problemas técnicos con el vídeo que envió no pudo ser posible. Pero se escuchó su voz con el canto al finalizar el acto de su mítica canción “Estaca” en la abarrotada calle del exterior del teatro.

El acto se desarrolló con total normalidad, gracias a un grupo de voluntarios y voluntarias preparado por los organizadores que se encargó de las cuestiones de seguridad. Y permitió que las más de quinientas personas que asistieron desde el exterior al acto pudieran vivirlo con tranquilidad y asistir posteriormente a las declaraciones, micrófono en mano sobre una improvisada plataforma, de Joan Tardá, Nuria Gilbert, Jordi Cuixart y Eduardo Reyes. Quienes agradecieron repetidamente la solidaridad de las y los madrileños, así como la necesidad de estrechar lazos para la victoria democrática ante el estado represor y la defensa a ultranza de la libertad de expresión y la democracia. Pues como recordó Isa Serra en su intervención inicial a Cristina Cifuentes “la democracia consiste en que las personas puedan expresarse libremente independientemente de que esa opinión sea contraria a lo que opina un gobierno; parece que la señora Cifuentes echa de menos sus años como delegada del gobierno en los que mandaba a la policía a detener a los manifestantes que estábamos en las plazas”. Pues el acto venía precedido de una situación excepcional en el estado español en los últimos años, como la entrada de la policía en un acto protagonizado por la parlamentaria de las CUP Anna Gabriel en Vitoria, la prohibición de un acto similar en un espacio municipal de la ciudad de Xixón y la prohibición del juez José Yusty. Además, hay que recordar que Yusty fue firmante del manifiesto Libres e Iguales totalmente contrario al derecho a decidir del pueblo catalán y es quien aceptó la denuncia del Partido Popular.