Lorena Cabrerizo | El inicio del otoño ha traído consigo una cierta reactivación de los conflictos laborales. Esta misma semana en Madrid hay convocadas concentraciones y huelgas al menos en los sectores de la seguridad privada, el de las camareras de piso (Las Kellys), las artes gráficas, las maniobras de mercancías de Madrid (ADIF), por los convenios colectivos en la hostelería y contra la represión sindical en IKEA.

Todas la reivindicaciones comparten el mismo objetivo: trabajo con derechos. Trabajo con salario digno, seguridad e higiene, condiciones estables, trato igualitario, libertad sindical, convenios colectivos y otros derechos cuya vulneración se sintetiza en más explotación. La realidad en el mundo laboral, hoy llamada post-fordista o neo-taylorista, incorpora además el elemento de la fragmentación como estrategia netamente basada en la competitividad, precepto del neoliberalismo. Fragmentación que además de material, se extiende a las dimensiones culturales y sociales (maneras de vivir o subjetividades) con nuevas formas de “disciplina social como las hipotecas” o la transferencia de los derechos sociales a las formas privadas de aseguramiento, beneficiando, como ya sabemos, los intereses capitalistas desde esta nueva gubernamentalidad mediante la cual las élites (pertenezcan o no al gobierno) pretenden manipular nuestra conducta .

Frente a esta nueva agresión contra los y las trabajadoras, y a pesar de la atomización que pervive, nuevas respuestas de contención y lucha están comenzando a convivir con las tradicionales, aunque las cúpulas de los sindicatos mayoritarios siguen pugnando por “el monopolio de la representación sindical y es probable que hagan lo que sea por mantenerlo una vez pase la crisis”, tal y como apuntaba Jesús Rodríguez en el taller sobre sindicalismo celebrado en la VIII Universidad de Verano de Anticapistalistas. Aún así, afirmaba, no es cierto que bajo estas condiciones antes señaladas, no se pueda hacer lucha sindical. A lo largo de la historia y en condiciones peores han surgido nuevas formas de éxito como lo están demostrando hoy en día sectores altamente precarizados como las Kellys y el reparto a domicilio. O como la recién constituida PSSP (Plataforma Social de la Seguridad Privada), “que parece más decidida en las movilizaciones y en las reivindicaciones que la gestión sindical que venía realizándose hasta ahora por las mayorías sindicales”.

Y es que en un momento como el que atravesamos, donde la huelga –herramienta primordial de lucha colectiva de los y las trabajadoras en la confrontación con la clase dominante- está en mínimos preocupantes, se necesita explorar alternativas que permitan resistir mientras se avanza, pensando en nuevas formas de cultura y acción sindical al tiempo que proyectamos nuevos modelos productivos, de distribución y de consumo. Acciones que ataquen, por ejemplo, al corazón del “just in time” (eliminación del stock o la acumulación de mercancías), paralizando la distribución o sincronizando parcialmente los paros a lo largo de la cadena productiva, lo que además repartiría el peso de las consecuencias entre la clase trabajadora.

Sin olvidar el sindicalismo de clase, la cuestión territorial y social debe ser también parte de las nuevas estrategias. Tanto a escala local y cotidiana, lugar en donde más nítidamente se escenifica el machismo, la xenofobia o la degradación del ecosistema que nos sustenta. Como a escala global, comprendiendo la vinculación directa entre los tratados internacionales de comercio e inversión y las inhumanas condiciones actuales, cuya deriva es imparable a menos que nos rearmemos para evitarlo y seamos receptivos a nuevas formas de lucha.

Concentraciones convocadas en Madrid para los próximos días:

– 26 septiembre: #LasKellysEnPlantilla 18h en Plaza de España
– 26 septiembre: Por el convenio colectivo de artes gráficas. Casa de campo, pabellón de cristal (calle de las aves, 27), de 9.30 a 11.30h.
– 26 septiembre: Concentraciones por el empleo, subrogación ya! en las maniobras de mercancías de Madrid. Dos concentraciones: 11h Ministerio de Fomento, 13h en ADIF. – 27 septiembre: Día Mundial del Turismo. Concentración (CCOO) por los convenios colectivos en hostelería. 17h de Cibeles a Sol.
– 27 septiembre: Manifestación vigilantes de seguridad privada. 11h Puerta de Alcalá.
– 28 septiembre: Concentración IKEA (San Sebastián de los Reyes) de 12 a 14h.
– 29 septiembre: Concentración ADIF y RENFE en Puerta de Atocha (estación Atocha Renfe). Hora por confirmar.