Rafael Cordón | Una de las mayores manifestaciones que ha habido en la ciudad de Murcia con 50.000 personas hemos expresado con rotundidad que no queremos muros que dividan a la ciudad.

Después de 17 seguidos días de concentraciones en las vías de Santiago el Mayor y manifestaciones por el centro de la ciudad y por barrios cercanos a las vías, este sábado día 30 se ha expresado la ciudadanía de Murcia en un recorrido de varias horas que ha acabado con la lectura de un manifiesto en el que se ha expuesto las reivindicaciones para evitar la división de la ciudad.

La manifestación ha sido un gran encuentro para acumular más fuerzas, si cabe, en la batalla contra un muro físico que impedirá el paso de vehículos y peatones abocando a la marginalidad a gran parte de la ciudad y contra un muro de las mafias locales que al dictado del PP quieren que el AVE llegue cuanto antes, aunque sea acompañado de la división de la ciudad.

Un autobús encabezaba la manifestación y tras él docenas de pancartas de la Plataforma pro-soterramiento, asociaciones de vecinos, de AMPAS, de colectivos sociales y multitud de carteles individuales. Y todo amenizado con miles de pitos, bubuzelas, tambores, platillos… Y además, una columna de bicicletas, un gran colectivo de músicos versionando canciones alusivas,

las AMPAS de los colegios de la zona con su cortejo propio, y un grupo de música tradicional adaptando canciones populares a la situación en la que quedará el municipio; un ambiento festivo y reivindicativo, de confraternización y encuentro, pero también de construcción de una voluntad colectiva que es imparable.

Las cargas policiales, los intentos de criminalización de las concentraciones, las tergiversaciones de los medios, no impedirán que sigamos todas las noches a las 20h en las vías al grito unánime de: QUE NO QUEREMOS MUROS, QUE NO, QUE NO QUEREMOS MUROS… Hasta que lo logremos.