Xaquín Pastoriza | Una marea de dignidad recorrió el lunes 16 las calles y plazas de Galiza en protestan contra la Xunta, el Gobierno del Estado y sus políticas neoliberales que causaron la terrible ola de incendios que asoló buena parte del País.

El Comité en Defensa do Monte Galego convocó concentraciones en más de 30 localidades bajo el lema ‘Lumes nunca máis’. Decenas de miles de personas abarrotaron y desbordaron las calles, convirtiendo en concurridas manifestaciones lo que en un principio estaba convocado como concentraciones. Desde Compostela, donde unas diez mil personas llenaron la Paraza da Quintana, hasta pueblos pequeños como A Ramallosa (Nigrán), la rabia, la indignación y la frustración se expresaron masivamente tras lo vivido este domingo, donde el pueblo gallego tuvo que echar mano de toda su capacidad de autoorganización para intentar salvar montes, casas e infraestructuras ante la práctica desaparición del Estado.

Las consignas más coreadas señalaron claramente a los culpables: “Feijoo, Rajoy, dimisión”, exigiendo responsabilidades ante la “Incompetencia total”. Conviene señalar el amplio espectro de las personas asistentes, con una presencia muy importante de gente joven, muchas de las cuales participaron en primera línea en las tareas de extinción. En muchos momentos la multitud rompía en aplausos como reconociendo su esfuerzo, que solo el pueblo salva al pueblo ante la desidia y la inacción de las autoridades.

Codo con codo, juntas, indignadas y orgullosas, las gallegas y los gallegos manifestamos este lunes nuestra rabia, pero también nuestra determinación, y continuaremos expresándola movilizándonos con la vista puesta en una manifestación nacional este domingo 22 en Santiago de Compostela.

Sinalando aos culpábeis