Esteban Csik | Activista incansable por los Derechos Humanos y referente indispensable en la lucha anti-nuclear, Paca Blanco fue coordinadora de Ecologistas en Acción de Extremadura. En esta entrevista desgrana los intereses de los grandes oligopolios energéticos y el valor de las movilizaciones por la transición energética.

 

¿Cuál es el origen del desarrollo nuclear en el Estado Español?

El desarrollo nuclear empieza como en todos los países del mundo, intentando considerarse poderosos por tener industria nuclear. De hecho cuando se regala el primer reactor nuclear a España, se lo regalan a Carrero Blanco. Se pone en Moncloa, hay una fuga… Todas estas consecuencias vienen porque España quería también ser moderna y tener un reactor nuclear. Bueno, empieza sin mucho conocimiento de lo que tenían entre manos, pero pretendiendo ser como el resto de los países.

 

¿Qué se hace con los desechos nucleares?

Para que una central nuclear funcione necesita un combustible. Ese combustible se mete en una centrifugadora, el Uranio, se enriquece. Según lo vas enriqueciendo sirve para determinadas cosas. Si no lo enriqueces mucho, sirve para combustible de centrales nucleares. Si lo sigues enriqueciendo mucho, hasta un 90 o 95 por cien, sirve para bombas nucleares. Luego todos los residuos de esa centrifugadora son uranio empobrecido, que se utiliza para balas de armamento…

 

Balas de armamento que exportamos.

Sí, sí, para el armamento que exportamos.

 

¿Hay cementerios nucleares? ¿Guardan también desechos dentro del territorio español?

En España todavía no hay cementerio nuclear dicho así. Hay varios intentos de esconder la basura radioactiva. En Badajoz hay una mina en el pueblo de la Haba – que se llama Lobo-G – donde se enterraron residuos radiactivos. Creemos que de una fuga del CIEMAT que hubo hace muchos años en Madrid. Todos los escombros y tierras contaminadas de los huertos del Manzanares fueron a parar allí. Esa es la explicación que nos han dado, pero nunca sabremos lo que hay enterrado, ya que era una antigua mina de uranio.

 

¿Qué pasa con el tema de la llamada moratoria nuclear?

En España se pensaban construir unas veinticinco centrales nucleares. Cuando estaban en construcción Lemóniz, y Valdecaballeros en Badajoz, hubo una protesta masiva ciudadana. No querían más nucleares y esos proyectos se pararon. Pero hicieron, igual que con el fraking, el ATC [almacén temporal centralizado] o muchas de las industrias nucleares y energéticas, que es lo siguiente: tienes un proyecto, el proyecto no se lleva a cabo, pero se lo pagamos como si estuviera funcionando.

 

O sea, los beneficios se los pagamos igual. Los beneficios que “pierden” por no tenerla en actividad… Eso es la moratoria nuclear.

Exactamente. La moratoria nuclear es que le hemos pagado a las eléctricas por no construir unas centrales nucleares.

 

Con todos esos desechos que se están llevando al límite, ¿Se pretende ampliar la capacidad en el territorio o se pretende exportarlos?

No saben qué hacer con ellos. Todo lo que te cuenten es mentira. Hay un sexto plan de residuos radioactivos, falta el séptimo que no lo terminan de hacer nunca porque no saben qué hacer con los residuos. Todo lo que se han inventado no sirve, porque no saben qué hacer con algo que es radioactivo cientos de miles de años, ¿quién va a cuidar?, ¿quién va a refrigerar?, ¿quién te va a garantizar algo durante cientos de miles de años?

 

Huida hacia adelante, ¿no?

Es como si a ti cuando llegas a casa se te está saliendo el agua de la bañera, ¿tú qué harías?

 

Cortar el agua…

Pues éstos no. Éstos pretenden que recojamos el agua, sin cortar el grifo. Ellos quieren seguir generando residuos y mientras sigamos buscando la solución. ¡No! Lo primero es cerrar el grifo. Vamos a cerrar las que tenemos y ahora vamos a buscar una solución. Pero no se puede buscar una solución a algo que seguimos generando, sin saber qué hacer con ello.

 

Los portugueses, viendo que han aparecido elementos radioactivos en el río Tajo a Lisboa, se han puesto en pie de guerra y han dicho “no queremos Almaraz” y “no queremos que se construya un cementerio nuclear a 100 kilómetros de nuestra frontera”. ¿Ese podría ser el comienzo de una lucha compartida, no?

Ese es el comienzo, porque Almaraz ha acabado su permiso de explotación del reactor 1 el 10 de junio pasado. Por esto se hizo una manifestación en Madrid: para decirle a todo el mundo que esta central ha terminado su permiso. Porque si pedimos el cierre de las centrales nucleares que no hayan terminado su permiso de explotación tendremos que pagarles. Hemos hecho un calendario y estamos pidiendo que cierren las centrales conforme vence su permiso de explotación. Si amplían la central nuclear de Almaraz, o las demás, 10 o 20 años más le tenemos que pagar los 20 años.

 

¿Qué pasos debería dar la sociedad civil o los movimientos sociales en el tema energético?

Primero es salirse del oligopolio. Ahora hay otras cooperativas eléctricas. Yo soy de SomEnergia, por ejemplo, pero hay más. Llamas por teléfono y dices que te quieres cambiar de compañía y ellos te lo hacen todo. No es que sea más barato. Roban menos y tu notas que el recibo de la luz te baja. También puedes bajar la potencia de la luz y existen ofertas, según horario de consumo. Cuando llegué a este piso, los primeros recibos eran de 90€ y ahora pago €30, en pleno verano con los ventiladores puestos €37. Se puede bajar el precio del recibo de la luz, pero lo primero es salir del oligopolio, no darle ni un solo euro a esta gentuza…