Víctor de la Fuente | Hace unos días, vivimos una manifestación histórica en Castilla y León en defensa de la Sanidad Pública. Más de 50.000 personas de distintas partes de la comunidad se dieron cita en las calles del centro de Valladolid para defender servicios públicos de calidad y el cese de las privatizaciones del sector sanitario. La manifestación fue convocada por las distintas Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública de toda Castilla y León y capaz de reactivar la lucha abierta por las conocidas como Mareas Blancas.

Entrevistamos a Mercedes Pastor Segovia quien forma parte de la Plataforma de la Sanidad Pública de Valladolid. Con el fin de conocer a fondo el proceso vivido.

 

¿De dónde nace la Plataforma de la Sanidad Pública de Valladolid y el resto de las plataformas de Castilla y León que impulsan la manifestación?

Inicialmente, la de Valladolid tuvo su origen en el 15M, cuando se empezaron a crear grupos de trabajo en los barrios y algunos de esos grupos centraron su trabajo en temas concretos. Así ocurrió en los barrios de Pajarillos, Pilarica, Belén y Batallas… que se unieron y terminamos creando el Grupo de Sanidad del 15M que con el tiempo se convirtió en Plataforma.

Ésta nace como necesidad y respuesta por las consecuencias de la entrada en vigor del RD 16/2012, con un carácter marcadamente luchador por la conquista y la recuperación de la universalidad del Sistema Sanitario Público y la derogación de dicho RD. Las consecuencias de este RD que han afectado a toda la Comunidad es lo que ha hecho que se hayan creado plataformas en muchísimas otras ciudades, pueblos y comarcas de Castilla y León y que haya surgido la imperiosa necesidad de coordinarse y confluir todas para tener más fuerza y poder frenar esta política sanitaria, este deterioro intencionado a través de recortes, externalizaciones, desvíos a la privada, aumento de listas de espera, copagos, exclusión, cierre de centros, UGC, etc. Cada vez somos más gente la que dice BASTA.

 

¿Qué proceso ha venido viviendo la sanidad pública en la comunidad? ¿Qué momento considerarías como el inicio de este desarme de la sanidad?

De precariedad y deterioro paulatino, planificado e intencionado hasta hacerse insostenible. Es el proceso aplicado en la Sanidad Pública de toda España. Mermar la calidad asistencial mediante el aumento de las listas de espera, con reducción de recursos materiales y humanos, cierre de alas, plantas y camas, entrega de centros financiados con dinero público en manos de gestores privados. Hacer que lo público no funcione bien para justificar la inyección económica y los desvíos de fondos públicos a la privada y la puesta en marcha de las Unidades de Gestión Clínica que son otra forma encubierta de privatizar.

A todo esto hay que sumar los fallos repetitivos del sistema informático “Medora” con el que trabajan en Atención Primaria en la Comunidad y los problemas concretos de cada zona o localidad, como por ejemplo las obras de reforma del Hospital Clínico de Valladolid que deberían haber finalizado en 2013, el cierre del Centro de Especialidades y Salud Mental de Delicias o los 20 años reclamando un nuevo Centro de Salud en barrio del hospital.

Hay que tener además en cuenta que nuestra Comunidad está formada por muchos pueblos y zonas rurales, con muy poca o muy dispersa población, donde están sufriendo aún mayores problemas.

El inicio fue la aprobación del RD 15/1997 por el que se permitió la entrada de empresas privadas en la gestión de la Sanidad Pública y sin duda, la aprobación del RD 16/2012 con el comenzaron las exclusiones y perdimos la universalidad del Sistema Sanitario Público, aunque en ocasiones, barbaridades concretas, como la que han hecho con el Hospital de Burgos poniendo su gestión en manos privadas, suponen el inicio de una lucha contra sus políticas mucho más intensa y fundamentada.

 

Sin duda los procesos de privatización juegan un papel fundamental en este proceso de precarización de la sanidad pública. ¿Cuál crees que es el objetivo de esta estrategia? ¿Qué papel consideras que juega el Partido Popular, tras 30 años de gobierno en la Junta de Castilla y León?

El objetivo es clarísimo: hacer dinero a costa de la salud de usuarios y usuarias. Si la Sanidad Pública funciona bien, si es de calidad, no aumenta la clientela de la sanidad privada. Si la deterioran, tienen argumentos para justificar derivaciones, externalizaciones y su privatización. Y hablamos de clientela porque el objetivo de la privada es obtener beneficios, por eso en ocasiones, rechazan a personas con patologías complicadas o enfermedades crónicas que requieren una inversión mayor de recursos y no generan ganancias. No estamos contra la sanidad privada, pero quien la quiera que se la pague con su dinero, no con dinero público.

El Partido Popular no cree en los servicios públicos, por eso no tiene voluntad ni capacidad de gestionarlos, por lo tanto no son competentes legislando y aplicando una política sanitaria coherente y eficaz para que el sistema funcione con la calidad necesaria. Nuestra salud y calidad de vida les importa muy poco o nada. Nos ven como “mercancía”. Además, los lobbies financieros ejercen una fuerte presión para que siga aumentando lo privado que es lo que genera la riqueza de algunas y algunos.

Imagen de Poder Popular

 

Dentro de este proceso de privatización, ¿en qué situación se encuentran las trabajadoras y trabajadores de la sanidad pública? (Tanto médicos y enfermeras, como personal de limpieza, gestión, etc.)

Con unas condiciones laborales precarias: contratos basura, aumentando los contratos por días, de lunes a viernes o incluso por horas; excesiva carga de trabajo o sobrecarga asistencial con más pacientes por médico-a por no cubrirse las bajas; desconocimiento de su situación tras pasar a ser UGC; traslado y/o cambio de funciones tras externalizar o desaparecer su servicio (lavandería, archivo); pocos medios. Y teniendo que emigrar a otros países en busca de unas condiciones laborales dignas y una mayor seguridad en la continuidad de sus puestos de trabajo.

Con la excusa de la crisis y el ahorro, es evidente la escasez de todo lo necesario, entonces ¿por qué lo quiere la privada? ¿No será que es lo que quieren que creamos?

 

Uno de los aspectos esenciales de nuestra región es el número de núcleos rurales, con baja población, altamente desatendidos por servicios sanitarios, siendo además aquellos que cuentan normalmente con población de mayor edad. ¿Cuál es la situación de la sanidad en las zonas rurales de Castilla y León?

Si es mala en la ciudad, en el área rural es insostenible. Abandono total de servicios médicos básicos y de enfermería, falta de especialistas, no se cubren bajas o periodos vacacionales, cierres de servicios de urgencias o de centros, desplazamientos muy largos para recibir sus tratamientos en hospitales, inexistencia de UVI Móvil, pocos días de consulta, etc.

Muchos pueblos sin asistencia y la más cercana a muchos kilómetros, un riesgo para la salud y la vida de muchas personas que no podemos consentir.

 

Retomando la manifestación del pasado 20 de Enero en Valladolid. ¿Cómo valoráis lo vivido desde las Plataformas por la Sanidad Pública y a que creéis que se debe la gran afluencia de gente a dicha convocatoria?

Aún no nos hemos reunido todas las Plataformas para hacer una valoración común, pero valoramos muy positivamente la capacidad de organizarnos todas juntas, la cantidad de apoyos y respaldo recibido por parte de asociaciones, colectivos, sindicatos, partidos… y esa gran afluencia de gente.

Creemos que se debe a que la convocatoria de protesta se ha hecho desde todas las Plataformas de manera conjunta, a todos esos respaldos conseguidos, a que lo que nos preocupa, visibilizamos, denunciamos y exigimos es lo mismo que preocupa a una gran parte de la ciudadanía que ha llegado a su límite, que está harta de no estar atendida, de ver que su vida y la de sus familiares corre peligro real porque sus recortes nos están recortando la vida.

Hemos confluido en Valladolid para decirlo muy claro y alto: NOS DUELE LA SANIDAD Y VAMOS A DEFENDERLA PORQUE LA SANIDAD NO SE VENDE, SE DEFIENDE.

 

Para concluir, ¿cuáles consideráis que deben ser los próximos pasos?

Ahora es cuando empieza realmente el “trabajo”, para conseguir que todas y cada una de las reivindicaciones que hemos hecho se transformen en resultados concretos, para ello tenemos que reunirnos de nuevo las Plataformas, reunirnos con los distintos grupos parlamentarios para lograr el apoyo institucional de las Cortes y reunirnos con la Junta de Castilla y León y con la Consejería de Sanidad para concretar la manera de implementar las medidas acordadas para que nuestro Sistema de Salud sea eficaz, público, universal y de calidad.

Queremos que antes de que finalice la primavera de este año se empiecen a poner en marcha estas medidas, así que también será necesario conseguir el apoyo de más ayuntamientos y de las distintas Diputaciones y organizar nuevas movilizaciones para presionar, para lo cual esperamos seguir contando con la ciudadanía y con todos los colectivos que defienden nuestro Sistema Sanitario Público.

 

Víctor de la Fuente forma parte de la redacción de Poder Popular.