Nacho Alcalde | Como ya informamos hace unos días, los trabajadores de las subcontratas del gigante aeronáutico Airbus se han organizado para reivindicar mejoras laborales sustanciales. Tras varias concentraciones en la puerta de la empresa y sin que  por el momento hayan sido bien recibidas las demandas que presentan, van a dar un paso más mañana viernes 23 de febrero.

Los trabajadores de las subcontratas denuncian la situación de precariedad y discriminación que sufren a diario, y estas son algunas de las demandas que hacen:

  • Adecuación inmediata de todos los puestos de trabajo. Actualmente están hacinados en casetas con goteras, frio, cortes de luz y baños insalubres. Casetas que iban a ser temporales y que tras más de diez años siguen siendo utilizadas.

  • Acceso al comedor en igualdad de condiciones, tanto en precios como en horarios; los trabajadores directos de Airbus pagan menos de 4 euros por un menú que los de las subcontratas pagan a casi 8. Además, el horario  de comedor lo tienen vetado de 13 a 15.

  • Acceso a las rutas de autobús de pleno derecho. Actualmente solo pueden  montar como polizones y con el riesgo de que se vean obligados a bajarse si alguien que trabaje para Airbus directamente quiere hacer uso de este servicio y no hay sitio libre.

  • Acceso al aparcamiento P6 sin discriminación según el color de la tarjeta y apertura del nuevo P5 como solución temporal a la situación actual. Ahora mismo los subcontratados tienen restringido también el acceso en las horas puntas, teniendo que esperar a que entren los trabajadores de Airbus (tarjetas azules).

  • Que Airbus cumpla con el Art.59 de su convenio y garantice el mantenimiento de las condiciones si se da una subrogación. Lo que subyace aquí no es sólo si Airbus tiene responsabilidad legal alguna, sino qué responsabilidad ética tiene con trabajadores que, sin serlo formalmente, sí tienen un vínculo evidente ¿Es ético que Airbus se desentienda de las condiciones laborales de quienes están llevando a cabo el trabajo en el último eslabón de la cadena? ¿Es ético que mientras que unos trabajadores tienen unas condiciones laborales adecuadas, en el edificio de al lado haya personas en una situación lamentable realizando funciones similares?

Como decimos, el movimiento tarjetas rojas, tras varias concentraciones en la puerta de la empresa ha decidido salir a la calle para hacer público su malestar y sus demandas. Mañana viernes 23 de febrero a las 14:45 marcharán desde la puerta norte del edificio de Airbus hasta el Ayuntamiento de Getafe.