Redacción Poder Popular | Lavapiés ayer se tiñó de gris por la muerte de Mame Mbaye. Tras la espera y el silencio por parte de las autoridades, vino la rabia, la impotencia y la desesperación.

Para mucha gente esta no es una sorpresa, son meses los que el colectivo de Manteros y Lateros de Madrid vienen denunciando la situación que viven las personas migrantes en situación irregular en la ciudad. Redadas constantes, persecuciones, detenciones y deportaciones.

Como si de una predicción se tratara el pasado 19 de Febrero Malick Gueye, miembro denunciaba ante el Congreso de los Diputados el racismo institucional que se vive en los barrios madrileños y en todo el estado.

 

Y el 30 de Enero acudían al Parlamento Europeo para denunciar la ley de extranjería y el racismo institucional.

 

Sin ninguna notificación oficial por parte de las autoridades ni del ayuntamiento, la policía comenzó a disolver a las 300 personas allí congregadas por la vía del escudo y la porra. Pelotas de goma, contenedores quemados, cristales rotos y barricadas ocupaban las calles. Varios heridos y 6 detenidos, entre ellos un menor, y finalmente el ayuntamiento de Madrid anuncia que se abrirá una investigación para esclarecer los hechos a través de un tweet de la alcaldesa.

 

Hoy viernes 16 de marzo, el Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid ha convocado una concentración en la plaza Nelson Mandela, en el barrio de Lavapiés, en memoria de Mmame Mbaye y contra el racismo institucional.