Poder Popular | Las trabajadoras del Museo Picasso de Barcelona se han plantado ante los abusos de la empresa que gestiona el equipamiento MagmaCultura, una de las grandes del sector cultural que también gestiona el Palau Güell, los Centros Caixaforum o el MNAC, y han convocado huelga los próximos 27 de marzo y 3 de abril. Se trata de la primera huelga en el Museo Picasso y también de la primera huelga contra MagmaCultura. Además, han puesto sobre la mesa la convocatoria de una huelga indefinida a partir del 5 de abril si la empresa no admite las reivindicaciones de los trabajadores como explica el comunicado del SUT. Al Museo Picasso ya se ha sumado la Sala Ciutat del Ayuntamiento de Barcelona gestionada por MagmaCultura y hoy mismo se han sumado la plantilla de MagmaCultura en el Centre de Cultura Contemporanea de Barcelona (CCCB) y el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA) a partir del 3 de abril. Es posible que se sumen más centros en los próximos días.

La empresa y el Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB) hicieron una nota de prensa donde se mostraban “sorprendidos” por la convocatoria porque estaba convocada al “margen del Comité de empresa”. El sindicato convocante ha respondido a esta nota explicando que la notificación formal de la convocatoria de huelga se hizo el 15 de marzo y que la empresa ha obviado todas las comunicaciones de la sección sindical del SUT desde que se constituyó. Además, exponen que el Comité de empresa surgió de unas elecciones sindicales donde sólo se presentó UGT y con una participación de ” 70 de los 549 trabajadores. Es decir, sólo un 13% de la plantilla votó a favor de este Comité.” Denuncian que la empresa está coaccionando a los trabajadores y citándolos individualmente a las oficinas para decir que la huelga es ilegal.

El sindicato también impulsa en los mismos días huelga en otra de las grandes empresas de la gestión de equipamientos culturales: Ciut’art. En este caso la huelga afecta al Museo de la Música, Fundación Tàpies, Museo del Diseño, Archivo Histórico de Barcelona, Fundación Miró, CCCB y Fabra y Coats. El SUT ya había sostenido varias huelgas indefinidas contra Ciu’tart por ejemplo en el Macba y en general en el sector en la ciudad de Barcelona en el Auditorio y al Liceo, gestionados por la ETT Mampower. Pese a algunas victorias sindicales en estos conflictos continúa siendo un sector dominado por las subcontrataciones y la precariedad.

Las reivindicaciones de la huelga atacan esta precariedad imperante desde diferentes puntos de vista y con el reconocimiento de derechos tan básicos y sencillos como abrigos para trabajar en invierno y en general una indumentaria adecuada y que proteja la salud de la plantilla. En el mismo sentido se exige que el mobiliario cumpla los criterios ergonómicos. Actualmente las trabajadoras denuncian que se acaban produciendo lesiones de espalda porque ni las taquillas ni las sillas son adecuadas para la tarea de venta de tiquets y hacen forzar la postura durante toda la jornada laboral.

También hay más de una reclamación que apunta al exceso de horas extras y los festivos que se trabajan obligatoriamente. En este sentido la tabla reivindicativa de la huelga exige que se reconozca contractualmente la duración real de las jornadas laborales y acabar con las “horas complementarias obligatorias”. A la vegada se exige recuperar los festivos, que el tiempo destinado a comer se reconozca como tiempo efectivo de trabajo y poder escoger el periodo de vacaciones sin que la empresa pueda imponer unas fechas concretas. Por último, hay varias reivindicaciones que apuntan a las desigualdades dentro de la propia plantilla y la temporalidad como la defensa de que todo el mundo pase a indefinido o fijo discontinuo (incluidas las trabajadoras actualmente en periodo de prueba) y también unificar la categoría de informador (ahora se dividen en tres categorías con condiciones diferentes aunque hacen prácticamente el mismo trabajo) y los sueldos y jornadas en los diferentes centros. Ahora mismo hay “diferencias salariales entre centros de hasta 4€ por hora por el mismo puesto de trabajo” o  “114 horas anuales de diferencia” en las jornadas máximas anuales, según informa el SUT. MagmaCultura aplica unas condiciones laborales peores que las del convenio del Ocio que seria aplicable.

Fuentes de las trabajadoras explican que traen desde el mes de octubre organizando asambleas para construir estas movilizaciones con una participación elevada y confían que la empresa tendrá que escuchar sus exigencias y cumplirlas. Para empujar el conflicto a buen puerto llaman a la solidaridad del resto de trabajadoras con un sector fuertemente precaritzat. El SUT afirma que “la reacción de la ICUB y de las empresas subcontratistas ante las convocatorias de huelga es siempre de “sorpresa” porque según la institución y las empresas las condiciones de los trabajadores son ya satisfactorias.” No obstante, añade que “todo el mundo sabe que los trabajadores no hacemos huelga por deporte” y que “mientras se mantengan condiciones discriminatorias e insuficientes, mientras exista la subcontratación y se tengan que garantizar los beneficios de empresas a expensas de las condiciones de los trabajadores, seguirán habiendo luchas y huelgas por parte de las plantillas de los museos de Barcelona en defensa de mejoras y de su puesto de trabajo.”

https://poderpopular.info/2018/03/23/el-museu-picasso-de-barcelona-a-la-vaga-per-primera-vegada/