Nacho Alcalde | La izquierda, al igual que cualquier grupo de personas que se organiza, se ha construido sus mitos. Acontecimientos que han sucedido y en su momento dieron muchas esperanzas y que, para qué vamos a engañarnos, al final muchas se quedaron como lo que pudo ser y no fue. Uno de esos mitos se creó un 25 de abril de 1974 en Portugal: la llamada Revolución de los Claveles. Allí una mayoría del ejército, contraria a la dictadura que padecía el país desde 1926, dio un golpe de estado y la derrocó para siempre (desde España se miraba con entusiasmo…y con envidia, aunque fuera sana). Con claveles. Gracias Celeste.

No es extraño por tanto que cuando queramos lograr algo importante elijamos fechas que coincidan con este tipo de acontecimientos. Y es por ese motivo que el movimiento de las Tarjetas Rojas de los empleados subcontratados de Airbus ha decidido empezar una huelga el miércoles 25 de abril.

Todos los intentos de llegar a un acuerdo han sido infructuosos. Es más, la empresa que ha sido récord de ventas, entregas y beneficios por séptimo año consecutivo, planea hacer una reducción de 850 puestos de trabajo, por lo que no es de extrañar que en breve los mismos trabajadores de Airbus se unan a las reivindicaciones del personal subcontratado.

Poco más podemos decir aparte de que tienen todo nuestro apoyo y que colaboraremos con ell@s en lo que nos pidan. Les deseamos que consigan sus reivindicaciones, justas al máximo. Cerramos esta pequeña crónica con algunas estrofas de una canción que han hecho en base a la canción “A la huelga” de Chicho Sánchez Ferlosio y que cantarán en su siguiente asamblea:

Trabajamos en casetas
con goteras y sin luz
Casetas de la vergüenza
con 6 grados curras tú

Cuando vamos a comer
la tarjeta has de enseñar
y pagando casi el doble
por el rancho has de esperar

Cuando nos cambian de empresa
no nos quieren subrogar,
quieren que perdamos pasta
es la hora de parar

A LA HUELGA 10
A LA HUELGA 100
A LA HUELGA COMPA VENTE TÚ TAMBIÉN