Poder Popular Madrid | Reproducimos el comunicado de la sección sindical de CCOO en Madrid en el que se llama, de manera conjunta con el Sindicato de Maquinistas, a una serie de paros parciales motivados por la problemática del amianto en la red de metro madrileña:

Son días tristes para las personas que trabajamos en Metro de Madrid, ha muerto un compañero, pero no es una muerte más, en este caso estamos hablando de una muerte relacionada con una enfermedad profesional reconocida, es el primer fallecimiento que hay de estas características en la empresa. A la tristeza de esta pérdida se suma la rabia y la impotencia de saber todo lo que se hubiera podido hacer para evitar este desenlace y que no se ha hecho por inacción de la empresa.

En la actualidad hay otros tres compañeros más con enfermedad profesional reconocida derivada de la misma causa y dos posibles casos de compañeros que fallecieron y se está investigando si pudiera haber sido por los mismos motivos. Estamos hablando de la exposición y manipulación del Amianto y las consecuencias de respirar las fibras desprendidas de este material por su manipulación o deterioro.

El amianto es un componente habitual que se introdujo en nuestras vidas sobre todo desde los años 60, 70 y 80 y que aún hoy sigue presente, aunque en España se prohibió su comercialización en el 2003 por Real Decreto por su peligrosidad para la salud, ya se sabía de bastante antes que era un material cancerígeno, y en 2006 se aprueba el “Real Decreto 396/2006, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto”. A pesar de esto, aún hoy lo encontramos en muchos edificios con estructuras de Uralita u otros materiales con fibrocemento. Pero no solo en edificios, el amianto también se encuentra en muchas piezas industriales que son manipuladas por trabajadores y trabajadoras que ignoran lo que tienen entre manos. Ya que desde las instituciones en general y las empresas en particular siempre se ha mirado para otro lado a este respecto y la información, formación y prevención sobre este tema ha brillado por su ausencia. Además siempre se ha silenciado he intentado ocultar las muertes de trabajadores y trabajadoras y sus familiares por el amianto, tenemos el ejemplo claro de la empresa Uralita, pero hay otras como CAF, etc que lo han sufrido.

En Metro de Madrid el amianto se encuentra tanto en parte de edificios como en algunas instalaciones de la red de metro, también en algunos componentes y piezas que forman parte de los trenes y otros elementos mecanizados como en su momento estaba en algunas piezas de las escaleras mecánicas. Metro de Madrid ha tenido conocimiento oficialmente de la presencia de amianto al menos desde el año 2003 donde se recoge en un acta entregada al INST, pero esta acta no ha sido compartida con los sindicatos hasta diciembre de 2017. Durante todo este tiempo Metro no ha informado ni tomado ninguna medida de prevención para que el personal que estaba expuesto o manipulaba estos elementos no aspirase las fibras que se desprendían. Tampoco ha tenido en ningún momento un plan de desamiantado, para que la exposición hubiera sido durante el menor tiempo posible, es decir, la empresa no ha cumplido su deber de proteger la salud de su plantilla y ha estado ocultando este gran problema que hace pocos meses saltó a los medios de comunicación con el primer reconocimiento de enfermedad profesional a un compañero.

Ahora mismo la situación es crítica, hay decenas de elementos identificados, pero aún siguen saliendo cada semana más elementos y piezas que se desconocía que tenían amianto. Hay cientos de trabajadores y trabajadoras que han estado expuestos y han manipulado estas piezas, y otros tantos que se desconocen si han podido estar expuestos, ante la duda cualquiera debería tener el derecho de pasar los reconocimientos médicos voluntariamente, cuestión que a día de hoy está negando Metro. Aunque es cierto que la empresa está tomando algunas medidas por orden de la inspección de trabajo, pero no va mucho más allá por voluntad propia.

Este asunto ha traspasado lo laboral-sindical y ha llegado al ámbito político, ya que los máximos responsable de Metro de Madrid son cargos designados por el Gobierno Regional, en la actualidad la Consejera de Transportes y el Consejero Delegado de Metro de Madrid, cargos designados por el Gobierno del PP. En la Asamblea de Madrid se han pedido explicaciones por parte de los grupos políticos de la oposición, sobre todo por parte de Podemos, que ha conseguido que se creara una Comisión de Investigación sobre el Amianto en Metro de Madrid. Decir, que el PP lleva gobernando en la CAM 25 años, y que todas y todos los responsables políticos de Metro que han sido designados por este partido y han dejado patente la poca sensibilidad que tienen con respecto a la salud y derechos de las personas trabajadoras. De momento ha tenido que actuar la inspección de trabajo a instancias de sindicatos y trabajadores afectados, sancionando a Metro en dos ocasiones por no cumplir con sus obligaciones, pero hay que esperar a ver cómo actúa la Fiscalía por la vía penal.

Desde los Sindicatos estamos demandando entre otras cosas, que se desamiante toda la red de metro, instalaciones, trenes y otros elementos mecanizados lo antes posible, ya es muy tarde, por que se tenía que haber empezado al menos en 2006 y no cabe más demora. La salud de trabajadores y trabajadoras está en peligro y eso es más importante que cualquier otra cosa. También que se forme e informe de manera rápida y fehaciente de todo lo relativo al trabajo con amianto, de donde está localizado y del riesgo que ocasiona. También que se pase el reconocimiento médico obligatorio a todas las personas que puedan haber estado manipulando estas piezas, y además que sea de carácter voluntario para los y las trabajadoras que crean que hayan podido estar expuestas, mejorando el reconocimiento médico actual debido al cuarto caso reconocido como enfermedad profesional.

Principalmente por todo lo expuesto sobre el tema del amianto, pero además por la falta de personal que hay actualmente en Metro y por las agresiones que venimos sufriendo continuadamente el personal de esta empresa, Comisiones Obreras de Metro y el Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid convocamos paros parciales los días 1, 4, 8 y 15 de junio. Este último día coincidiendo con la convocatoria de la segunda sesión de la Comisión de Investigación sobre el Amianto en Metro de Madrid, para esa mañana hay convocada por el Comité de Empresa una concentración frente a la Asamblea de Madrid a las 11:00 de la mañana.

Foto: Luis Sevillano.