Pepe Mejía | Viene desde las profundidades, desde los arrabales de Lima, con el propósito de arrasar con la corrupción y los corruptos, y para desarrollar un proyecto inédito: una Lima de y para los y las limeñas. Histórico trabajador y dirigente sindical en la General Motors. En 1968 militó en el Frente de Izquierda Revolucionaria (FIR) que mítico dirigente campesino, Hugo Blanco. En 1975 fue encarcelado por advertir de que se preparaba un golpe de Estado contra el general Juan Velasco Alvarado. Participó activamente en la organización de la histórica huelga general, del 19 de julio de 1977, que obligó a la dictadura convocar a una Asamblea Constituyente. Desde el Frente Obrero Campesino y Estudiantes del Perú (FOCEP) consiguió –en las elecciones a la Asamblea Constituyente del 18 de junio de 1978- el 12% de los votos. Desde hace 13 años dirige el periódico Lucha Indígena. Corrupción, inseguridad, medioambiente son algunos de los problemas que tendrá que afrontar si gana la alcaldía de Lima.

 

Usted ha ganado las primarias del Frente Amplio (FA) y será el candidato del FA a la alcaldía de Lima en las próximas elecciones. ¿Por qué cree que ha sido Usted elegido?

Creo que mi “triunfo” se lo debo fundamentalmente a dos debates internos que organizó la militancia del Frente Amplio de Lima, en los que pude explicar mis propuestas políticas, muy diferenciadas de mi ocasional “rival” y a una trayectoria de 58 años de militancia bajo las banderas del socialismo revolucionario. También ayudó el haber sido dirigente obrero metalúrgico en la época más importante del sindicalismo clasista. El auditorio era muy joven, pero muy formado en las confrontaciones sociales que sacuden el país.

 

¿Cuáles son sus propuestas-base programáticas para ganar la Alcaldía de Lima?

Mis propuestas giran sobre los problemas centrales que preocupan a la población de Lima: seguridad, corrupción, transporte, medio ambiente. Cosas que todos los candidatos dicen, pero nosotros lo enfocamos desde los y las empobrecidas y trabajadores. Además, quiero dar un vuelco de 180 grados. Queremos hacer realidad eso que se dice que el pueblo manda y el representante ejecuta. Siempre de abajo para arriba. Nada se hará sin la consulta a los comprometidos en cualquier medida que haya que tomar.

 

Lima es una urbe muy grande y con muchas desigualdades según donde se viva o se trabaje. ¿Cómo tratará a las grandes empresas constructoras?

Lima tiene 10 millones de habitantes, es una ciudad de todas las sangres, como seguro diría nuestro amauta José María Arguedas, y opino que también de todas las desigualdades. La emigración del interior, traslada hacia la urbe todas sus costumbres ancestrales, desde su danzas, sus relaciones comunales etc. Pero no encuentran reciprocidad en las autoridades que creen que el problema de identificación con ellas, es solo bailarse un waino en una festividad. Nuestra política es precisamente aprovechar, entre otras cosas, las potencialidades provincianas, para encarar los problemas de la Lima de hoy.

Las grandes empresas invierten en financiar la campaña de los candidatos, estos una vez elegidos pagan los favores. Lo que determina la ejecución de una obra es la coima, y no si la obra sirve para solucionar un problema. Se ha hecho una cantidad de obras que acaban costando 3 o 4 veces más de lo programado. Se han instalado garitas de cobro de peaje en zonas urbanas. Por ejemplo, para trasladarse de Ancón a Lurín, separados por 80 kilómetros, hay que realizar 4 pagos de peaje. Los “bondadosos” alcaldes de derecha en Lima han entregado la concesión de peajes por 30 años, a la mafiosa Odebrecht, y el de la izquierdista Susana Villarán, entre otros favores, se los extendió por 40 años.

 

¿Tiene alguna propuesta para incentivar el pequeño comercio o el mercado informal?

No me gusta la informalidad, porque genera inseguridad. Me disgusta que se prive el derecho a ganarse la vida, en un país donde escasea o reina el empleo precario. Defenderé el derecho a trabajar del ambulante, que son un millón en Lima, del conductor de moto-taxi, que son 250 mil, de los incontables colectiveros entre otros sectores. Entonces normaremos concordando las mismas con las organizaciones reconocidas y conformadas por ellos mismos.

 

Lima, como toda gran ciudad, tendrá un alto nivel de endeudamiento. ¿Qué hará con la deuda? ¿Tiene previsto impulsar una auditoría ciudadana?

Impulsaré una auditoría económica en el que cuadren bien los números. Ahora bien, le adelanto, todo acuerdo de préstamos o compromiso financiero que se hayan concebido con elementos de corrupción, serán sancionadas con distintas medidas de acuerdo a su gravedad. Sanciones que podrían ir desde denuncias a los tribunales a desconocimiento o anulación de los compromisos. Soy partidario de auditorías contables, sociales y morales.

 

Usted viene desde abajo, vinculado históricamente a las organizaciones populares y sociales, además de sindicales. ¿Tiene alguna propuesta o cómo van a ser las relaciones desde la Alcaldía con las organizaciones vecinales, comunales, sociales y sindicales?

Sé, que todo alcalde que se va le deja una bomba de tiempo al que llega. Sé, que el municipio tiene millonarias deudas con los trabajadores, ex trabajadores y pensionistas, con sentencias judiciales ya admitidas. Si como dirigente sindical me tocó luchar por reivindicaciones para los trabajadores, como alcalde tengo la obligación moral de respetarlas, los trabajadores municipales me conocen, he luchado con ellos, he ganado reivindicaciones con ellos, saben que no hago demagogia electoral cuando afirmo, que, aunque sea el alcalde de todos y todas las limeñas, los privilegiados de mi gestión, serán los y las trabajadoras y la gente empobrecida de Lima.

 

La corrupción está muy presente dentro de las instituciones públicas peruanas. ¿Qué medidas tomará desde la Municipalidad de Lima?

Tengo la certeza que el poder descontrolado engendra la corrupción y que esta se enquista en las instituciones públicas. La clave está en hacer lo contrario. Yo no voy a robar un centavo, no lo he hecho de joven y ni se me ocurre hacerlo de viejo, ni me voy a prestar a coimas o al clásico dame que te doy, ni voy a poner a amigos o familiares. Voy a generar el control total de los ciudadanos sobre todas las actividades económicas y administrativas municipales. Buscaré un lema que sintetice, “esta obra se hace con la plata que aportas, que no te roben, organizaos para fiscalizarla”. Al poder de la corrupción le opondré el control de los usuarios.

 

¿Cuáles son los principales problemas que afronta Lima?

Yo plantearía a la inversa, ¿qué problema no tiene Lima? Nada funciona bien y parece que todo lo que se gasta en buscar soluciones tiene el efecto contrario. Problemas de transporte, problemas de seguridad, problemas en la administración de justicia y pésima educación, la degradación de la educación universitaria, la salud, desempleo, vivienda precaria, corrupción, insoportables déficit de ambientales, etc. De todos estos males, los que corresponda al gobierno municipal serán atendidos. Los que corresponda al gobierno central, será un firme aliado del pueblo para exigir que se atienda a sus demandas.

 

¿Qué tipo de campaña electoral municipal hará?

En el Perú hay una crisis de las instituciones que sostienen el régimen imperante, incluidos los partidos políticos, que se han convertido en asociaciones para delinquir. Tienes los partidos vientres de alquiler, o de alquiler de políticos, candidatos enjuiciados o comprometidos en actos de corrupción, hay un ex general que está siendo juzgado por asesinato, hay un partido que se reclama de izquierda pero lleva a uno de derecha. El alcalde de Lima en funciones, hace postular al hijo para asegurarse no ser investigado por corrupto. En otros casos, como no hay reelección del alcalde, postulan a funcionarios o regidores de su entorno en 4 o 5 con el mismo propósito.

Todo esto hace con justa razón, que a la gente que tocas en la campaña, lo primero que te pregunta es si vas a robar como los otros o vas a hacer lo contrario a lo que prometes. Nosotros no podemos competir, ni nos interesa hacerlo en una guerra de carteles, que son el mejor testimonio de los grupos de poder económico que están tras esas candidaturas. Nosotros usamos las redes, la conversa directa con la gente, con los gremios que tiene relación directa con el municipio, para explicarles nuestras propuestas no cerradas para enriquecerla con los aportes que recogemos que son de una sabiduría impresionante.

 

Usted es consciente de que todas las fuerzas y poderes económicos de la derecha se opondrán a su elección. Las grandes familias que controlan económicamente al país, los intereses de grandes potencias como China, Estados Unidos, la misma Unión Europea o capitales como los brasileños, chilenos entre otros también tendrán sus preferencias y Usted no será su candidato. Nos puede explicar ¿cómo va a revertir estas presiones para conseguir ser elegido Alcalde de Lima? ¿Qué apoyos tiene o quiere impulsar?

Cuando los que realmente nos identificamos con el cambio social, vamos a una contienda electoral, lo hacemos a sabiendas de las presiones que vamos a tener. Nosotros, no tenemos, ni queremos tener la mínima relación con las grandes empresas o transnacionales en relación a compromisos electorales, y si una vez electos, obligados por las circunstancias de la realización de una obra tenemos que hacerlo, no será de otra manera, que no sea de total transparencia, sin coimas de por medio, ni ayudas amarradas, ni condicionadas a nada. Queremos dignificar la política, poniéndola al servicio del buen vivir de trabajadores y empobrecidos. No somos la izquierda que la derecha necesita. Queremos ser la izquierda que el pueblo necesita, un Frente Amplio, cuya amplitud las limitará los intereses del país, de sus trabajadores y de sus pobres. Nuestro proyecto transformador transciende los procesos electorales.

Los sectores sociales son clave para fortalecer nuestra candidatura y la construcción del Frente Amplio como un instrumento de cambio. En lo técnico tenemos un equipo de campaña dinamizada por los jóvenes. En apoyo profesional, nos apoyamos en los jóvenes profesionales casi recién egresados. Los costos de la campaña, que son exiguos, los financiamos con actividades en las que nos involucramos todos.

Lo fuerte de nuestra campaña es la relación directa con los movimientos sociales. El aprovechamiento al máximo de las redes sociales. Hasta el momento los “grandes” canales de TV o los diarios están cerrados para nosotros. Sin embargo la relación con los pobladores y los dirigentes sociales es distinta, muchos aunque no son Frente Amplio, se están comprando el pleito.

 

Por último, en caso gane las próximas elecciones municipales ¿impulsará algún proyecto de hermanamiento con otras municipalidades de Perú y del extranjero –particularmente en España y Europa- para hacer frente a los intereses del capital? ¿Abogará por impulsar una red de ciudades del buen vivir basada en la cooperación técnica y la solidaridad?

Sí, con toda nuestra fuerza, Lima no es el todo, es parte del Perú, como Perú, lo es del mundo. No hay autarquía en la forma de ver la vida en nuestro proyecto político, todos nos necesitamos, sin sometimientos de nadie por nadie y menos cuando la propia realidad del mundo actual nos demuestra la necesidad de unir esfuerzo contra el enemigo común que nos niega a la felicidad que debería ser la razón de vivir.