Ocupados en atarnos los zapatos
permanecemos quietos en el incendio-
las paredes caen
las puertas hinchadas bloquean la salida
las ventanas ennegrecen sus cristales-
oímos gritos
observamos escenas de pánico y salvamento-
(estos complicados nudos de cordón de zapato)-

 

(Pedro del Pozo)