Pepe Mejía | “Yo no iría a la cárcel si no hubiera desahucios” así de rotundo se pronunció Jorge del distrito 14 que está a punto de entrar en prisión por intentar parar un desahucio en enero de 2016 en Vallecas.

En una abarrotada rueda de prensa celebrada en una sala del Teatro del Barrio en Lavapies, Jorge –que ha sido acusado de lesiones y atentado a la autoridad y condenado a siete de meses de prisión y a un pago de 1200 euros como indemnización a una policía- ha expresado su decisión de no pagar lo que supondría su ingreso en prisión.

Jorge ha relatado los hechos que le pueden llevar a cárcel. En enero de 2016 en Vallecas, la policía y Bankia por orden de un juzgado ejecutaban violentamente un desahucio dejando en la calle a una mujer y dos niños, uno de ellos un bebé de meses. Jorge en ningún momento ejerció la violencia. Sin embargo, la palabra de un policía –entre los 30 que participaron en el operativo- ha bastado para condenar a Jorge.

Durante su intervención tuvo palabras de elogio hacia la PAH, de solidaridad con Tamara y Adri de Castalunya, con los jóvenes de Altsasua entre otros. Finalizó su intervención diciendo: “de esta saldremos más fuertes”.

Posteriormente, Karim Benamar, abogado de Jorge, destacó que ninguno de los 30 policías que participaron vio la agresión de la que acusan a Jorge. “Si hubo agresión ¿por qué no lo detuvieron en el momento? Es inverosímil”. Durante el proceso no se ha valorado los testimonios de testigos ni los videos aportados en los que se demuestra que Jorge no utilizó la violencia contra ningún policía. Finalmente, Karim señaló que el informe pericial está lleno de irregularidades.

En la rueda de prensa también participó Alejandra, del Movimiento Antirepresivo de Madrid (MAR) quien subrayó la importancia de organizarnos para hacer frente a este Estado que nos oprime.

Denunció que algunos jueces mantienen relaciones con la banca y la especulación de inmuebles. Y el ministro del Interior, Marlasca, cuando fue juez, miró a otro lado mientras se practicaba torturas.

Alejandra pidió una amnistía total y el retorno de todos los exiliados, el sobreseimiento de las causas abiertas por ejercer los derechos y la libertad de expresión, la disolución de la Audiencia Nacional, heredera del Tribunal de Orden Público de la dictadura franquista, el cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs), la derogación de las leyes represivas, especialmente la “ley mordaza”, derecho de autodeterminación de las nacionalidad ya que no tienen derecho a elegir. “El 1-O fueron apaleados por votar”.

La representante de MAR finalizó diciendo: “Sólo unidos podemos frenar a este Estado que nos oprime”.