Pepe Mejía | Miguel Ballesteros es delegado de personal del teatro Lara por CCOO y miembro de la Coordinadora Representante de Trabajadores de Teatros de Madrid (CRTTM). Pidió una reunión con sus jefes y fue despedido. Los trabajadores se organizaron, exigieron la readmisión y lo consiguieron.

¿Cómo se inició la lucha y organización de los y las trabajadores del Teatro Lara para defender sus derechos y reivindicaciones?

Hace dos años comenzaron con la idea de hacer recortes justo en un momento en el que la empresa daba bastantes beneficios. Recortaron en horas, redujeron la plantilla de sala al mínimo posible y utilizaron formas bastante bruscas, metiendo miedo a los trabajadores. Ante un cambio de horarios pedimos una reunión de equipo, porque al final nos afectaba a todas. Me despidieron por haber pedido la reunión. La reacción y la presión de los trabajadores del teatro, e incluso de gente de las compañías del teatro, consiguieron mi readmisión el mismo día. Posteriormente hubo elecciones sindicales y salí elegido delegado del personal del teatro Lara con CCOO. Conocimos a la CRTTM, decidimos participar y trabajar con ellos. Compartimos sus objetivos y empezamos a apoyar a la parte social en la negociación del convenio sectorial para conseguir unas condiciones dignas para trabajadores del sector.

¿Qué es la CRTTM?

Es una organización que lleva cuatro o cinco años de vida y nació con el objetivo de luchar contra la precariedad del sector que, tras la crisis, era bastante aguda. La iniciativa de organizar la CRTTM fue una iniciativa de trabajadores de teatros públicos, del ayuntamiento y de la Comunidad que estaban sindicados y que querían ayudar a trabajadores del sector privado, que tenemos más difícil organizarnos y sufrimos mayor precariedad. En la CRTTM hay gente de muchos sindicatos y gente que no pertenece a ninguno. La CRTTM hace una labor importante, organizando al sector, y de esta manera refuerza a sindicatos y estos a la coordinadora.

¿Cuál es la situación de teatros privados?

En algunos no se aplica el convenio, en unos pocos sí y en otros muchos las plantillas están externalizadas, sobre todo la plantilla de sala. Cobran de cuatro a cinco euros la hora, son contratos por horas y luego aparte de ser personal de sala les toca barrer, limpiar, recoger cartones de palomitas, hacen polivalencia. Y estos trabajadores están contratados por ETTs, en situación de extrema precariedad. Trabajan por horas semanales, pero así pueden estar mucho tiempo. Y si se pasan de horas semanales, no les pagan extras, ni plus de nocturnidad etc. Por eso, tienen muy difícil organizarse.

¿Cuál es la presencia de las mujeres en el sector?

En la CRTTM hay bastantes mujeres y muy combativas. No tengo datos del sector, pero por lo que a mi teatro se refiere hay más mujeres en sala y menos de técnicos.

¿Cuáles son vuestras principales reivindicaciones?

Que los salarios más bajos, los de las categorías inferiores, en donde están sala, acomodadores, limpieza, etc. lleguen al acuerdo entre sindicatos y patronal de catorce mil euros al año. Hubo un acuerdo UGT y CCOO con la CEOE y queremos que este acuerdo llegue al sector. La patronal propone sueldos muy por debajo, sueldos de miseria. Otro tema importante es la lucha contra la polivalencia. La patronal está impulsando este modelo en el que los técnicos, por ejemplo, uno de sonido, haga las tres especializaciones: sonido, luces y maquinaria. Esto lo están intentando meter en el convenio y nosotros nos negamos. Nos negamos porque son tres especializaciones diferentes, supone aumento de la carga de trabajo y puede aumentar riesgo de accidentes laborales. En maquinaria, en la que se controla peso y contra pesos, en escenarios, hemos tenido cerquita de tener accidentes serios. Por otro lado, es una falta de respeto a esas profesiones y baja la calidad de los espectáculos. También queremos que se reconozca la nocturnidad, porque nuestros horarios suelen empezar a las siete, más o menos, y hacemos muchas horas nocturnas y sin embargo no se nos reconoce. Queremos que se nos reconozcan porque nos afecta a la hora de conciliar nuestra vida social, familiar. Otra reivindicación es el desplazamiento horario. Te avisan de un día para otro a que vayas al trabajo. Pedimos compensaciones porque al final tienen nuestras vidas a su disposición.

¿Cuál es la actual situación o cómo se encuentran las negociaciones?

Llevamos veinte meses de negociación con la patronal, intentando actualizar un convenio de hace 20 años. Siendo un convenio muy antiguo es muy difícil la negociación porque está bastante alejado de lo que es la realidad actual. Estamos en periodo de movilizaciones. La patronal sigue rígida y su propuesta apenas supera el convenio de 1998. Ante esta situación que la patronal viene dilatando hemos decidido reiniciar las movilizaciones. Hemos tenido seis concentraciones empezando en teatros del Canal y la última que ha sido en el teatro Calderón. A raíz de estas movilizaciones la patronal nos está tomando más en serio, pero sus propuestas se alejan mucho de nuestras expectativas.

¿En manos de quienes están los teatros y las vidas de los trabajadores?

En concreto hay dos patronales fuertes. Una es ADETMA, presidida por Alejandro Colubi, y la otra es APTEN, presidida por Jesús Cimarro y es esta última es la que se está más rígida. No quiere acuerdo y denunciaron el convenio provocando la congelación de los salarios y no hay subida de IPC de 2016 y 2017. Y es por ello que hemos empezado otro ciclo de movilizaciones por el teatro La Latina, que es propiedad de Jesús Cimarro. Además de ser propietario de La latina, Cimarro, es el presidente del Festival de Mérida y presidente de la Academia de las Artes Escénicas.

¿Estáis contando con apoyo en vuestras movilizaciones y reivindicaciones?

Gracias a las movilizaciones estamos recibiendo mucho apoyo de movimientos sociales, partidos políticos como el PCM, Iniciativa Comunista, Nos más precariedad, Marea K, Unidos Podemos, que nos ha recibido en el Congreso de los Diputados, Anticapitalistas y muchos más que nos dan difusión.

Además hay unidad en el sector formada por CGT, CNT, CCOO, UGT, Asociación Tramoyista de Madrid y la CRTTM. Las movilizaciones están animando a organizarse a trabajadores del sector y estamos recibiendo muchas muestras de solidaridad de trabajadores que estaban dentro de los teatros donde nos hemos concentrado.

¿Tenéis movilizaciones u otras iniciativas a la vista?

El próximo jueves 18 tenemos una concentración frente al teatro La Latina. Empezaremos a las 19 horas y terminaremos hacia las 21 horas. También tenemos previsto celebrar la tercera asamblea de trabajadores. El objetivo de este macro encuentro es poner en común la situación de cada teatro y diseñar nuevas estrategias.