Miguel Segui | Yoann Segui (35 años) es cartero en Boulogne-Billancourt (92) desde 2015 y en la empresa desde 2010. Empezó con contratos precarios y cambios de oficina y ahora es trabajador fijo. Es militante en SUD-PTT, sindicato mayoritario en su región. En esta entrevista nos cuenta el conflicto abierto en la empresa y la evolución del mismo.

 

¿Qué motivos motivos para la huelga?

Lo que provoco la huelga fue el despido ,el 22 de marzo pasado, del secretario de SUD-PTT 92, Gael Quirante, después de 8 años de persecución y de varios rechazos de despido por la inspección de trabajo y de diferentes ministros, despido injustificado por discriminación sindical.

Pero la actual ministra del trabajo del gobierno Macron, Muriel Pénicaud, a tomado una decisión claramente política autorizando a la dirección de La Poste (correos) a echarlo, lo que la empresa ha hecho con mucho gusto ¡La misma ministra que cuando dirigía la empresa Bussines France fue culpable de 657 infracciones al código del trabajo francés!

En reacción a esta decisión las primeras asambleas en diferentes sitios de trabajo votaron el principio de la huelga general pidiendo el reintegro de Gael y la supresión del proyecto de reorganizaciones permanentes de los servicios postales que conllevaban supresiones de empleos y una degradación brutal de las condiciones laborales,con empleo precario, sin reemplazar a la gente enferma,con la contratación de empresas de ETT y con represión ,acoso generalizado y discriminación sindical. Pero el despido de Gael hizo visible la rabia de los y las trabajadoras.

 

 

 

¿Cómo os organizáis para resistir?

Tenemos una caja de huelga que alimentamos con colectas en las manis, mítines, fiestas y reuniones con otros sindicatos y partidos políticos, también con la venta de un calendario de las luchas con fotos de nuestra huelga que vendemos en todas nuestras iniciativas.

La huelga empezó el 26 de marzo con 150 personas, luego hemos sido hasta 300 en acciones puntuales pero de manera permanente somos 150. 7 meses después seguimos en huelga. Desde entonces poca gente ha abandonado la huelga. En mi oficina somos 30 compas en huelga y 34 al principio. En el departamento 92 en 7 oficinas la huelga es mayoritaria.
Lo que explica la duración del conflicto es que tenemos enfrente a una directiva muy determinada que lo intenta todo para que volvamos al trabajo: Policías en las aulas de producción, nóminas con 0 euros, seguratas privados en oficinas, violencias físicas de algunos jefes,presencia de la justicia para constatar nuestra pretendida violencia y proceduras judiciales para impedir a Gael de representar a nuestro sindicato, proceduras deshechas por 2 veces por la justicia reconociendo a Gael como legitimo representante sindical.

Pero si la lucha perdura también lo es por nuestra determinación y la confianza en nuestra fuerza para no dejarnos pisotear nuestras vidas.

Organizamos asambleas cotidianas en las oficinas y asambleas decisorias para que nadie abandone la lucha y reuniendo el comité de huelga.

 

¿Cuáles son vuestros lazos con los movimientos sociales?

Estamos relacionados con diferentes colectivos de trabajadoras en lucha, con conflictos locales muchas veces duros y con larga duración, como en los hospitales, los ferrocarriles, la hostelería parisina y su sindicato CGT, con estudiantes y también con el colectivo Adama Traore que lucha contra las violencias de la policía. Participamos en todas sus iniciativas y debates.

 

¿Cómo os podemos apoyar desde aquí?

Informando de nuestra lucha cuando se puede en vuestras reuniones y actividades activistas y donando a nuestra hucha de huelga y comprando nuestro calendario de lucha.

 

¿Algún mensaje final?

Sí, que nuestra determinación es muy grande y nuestra lucha fundamental para salvaguardar nuestro oficio de servicio público y que si vencemos esperamos que pueda ser un revulsivo para otra luchas tan necesarias para combatir la política ultraliberal del gobierno Macron y que necesitamos de la solidaridad internacionalista.