Pepe Mejía | Carmen San José Pérez (Madrid, 1951) es una referencia de las luchas en favor de la sanidad pública en los últimos 40 años. Miembro del Movimiento de Trabajador@s de Sanidad (MATS), activista de la Marea Blanca, miembro de la Federación de Asociaciones para Defensa de la Sanidad Pública y del Movimiento de Salud de los Pueblos. Es especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Militante de Anticapitalistas, actualmente es Diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid. Como activista y especialista hemos hablado con ella sobre el Anteproyecto de la Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid.

 

¿En qué consiste la Ley de farmacia? ¿Quién lo presenta?

El Anteproyecto de la Ley de Farmacia no era ni es una necesidad. No lo pedía ningún colectivo social si quizás exceptuamos a el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. Es el modelo de oficina de farmacia del Partido Popular, que el gobierno madrileño lo recoge y convierte en el Anteproyecto de Ley que ha presentado en la Asamblea.

Tenemos que tener en cuenta que si el Anteproyecto se convierte en Ley sólo beneficiaría a un pequeño grupo de farmacéuticos que tienen grandes farmacias. Porque en general alrededor de un 70 u 80 por ciento de l@s farmacéutic@s, que trabajan en una oficina de farmacia, trabajan por cuenta ajena, es decir, dependen de las grandes farmacias.

 

¿Cuál es la postura de médic@s, enfermer@s y resto de l@s trabajador@s de la sanidad pública?

Contra el Anteproyecto se han manifestado en su contra profesionales sanitarios y de estos, sobretodo, médicos/as y enfermeros/as y farmacéuticos/as de Atención Primaria. Cada uno tiene sus razones. Para l@s médic@s y la enfermería de Atención Primaria, se daría un intrusismo de los farmacéuticos con oficina farmacia en el trabajo que ell@s desarrollan con l@s pacientes en su domicilio. Tiene que ver con todo lo referente al seguimiento farmacoterapéutico, adherencia al tratamiento, prevención de enfermedades, cribados, educación para la salud, etc. porque es el trabajo que realiza el personal sanitario de Atención Primaria.

 

Se puede decir entonces que lo que se pretende es que las farmacias realicen trabajos que hasta ahora vienen desarrollando el personal sanitario de Atención Primaria.

Si, el farmacéutico o la farmacéutica tiene perfecto conocimiento sobre el medicamento en sí, pero el seguimiento del paciente recae básicamente en l@s profesionales del Equipo de Atención Primaria de los Centros de Salud.

Existen otros profesionales que desarrollan de forma paralela un trabajo conjuntamente con l@s profesionales de Atención Primaria como son l@s farmacéutic@s de los Servicios de Farmacia de Atención Primaria, se trata de farmacéuticos sin oficina de farmacia, que son personal del propio Servicio Madrileño de Salud, y que también están en contra del Anteproyecto, pues ell@s son l@s encarga@os de las labores de información y formación farmacoterapéutica, entre otras funciones, que ahora pasarían a realizar l@s farmacéutic@s con oficinas de farmacia, según el Anteproyecto, en un claro conflicto de intereses.

Y es que además la futura Ley recoge que la atención domiciliaria del paciente se pueda llevar a cabo por parte de los farmacéuticos con oficina de farmacia, a través de convenios o conciertos que se suscribirían entre la Consejería de Sanidad y el Colegio de Farmacéuticos.

Es paradógico que mientras se deteriora la Atención Primaria de Salud en la Comunidad de Madrid, con menos recursos humanos y manteriales, se proponga concertar/externalizar/privatizar una atención sanitaria que está siendo desempeñada por l@s profesionales de Atención Primaria. Es puro intrusismo, que colocaría a competir a profesionales con intereses contrapuestos, lo económico y la salud. Por esto básicamente los colectivos que han llevado a cabo la protesta contra el Anteproyecto de Ley son los de Atencióna Primaria.

 

¿En qué fase se encuentra este Anteproyecto de Ley de farmacia?

El Anteproyecto de Ley lo ha presentado el gobierno. Se ha registrado pero no ha pasado a debate todavía. Estamos en periodo de enmiendas al articulado. El anteproyecto de ley, tal como se ha presentado, si puede suponer una vía hacia la privatización.

 

¿Cuáles son las posturas de los partidos o los grupos parlamentarios en la Asamblea de Madrid?

Podemos y PSOE estamos en el mismo lado de rechazo a esta ley y pedimos su devolución. Ciudadanos se lo está pensando. Y el PP respaldando al gobierno, y como siempre alineado con los intereses económicos y no en defensa de la una Atención Primaria de calidad.

 

Este Anteproyecto de ley ¿se ajusta a los requerimientos de la industria farmacéutica en lo que se denomina “pago por resultados”?

No tiene nada que ver. La propuesta de ley beneficia a las grandes farmacias, va a permitir la flexibilización horaria de las farmacias y la ley solo facilitará el beneficio a esas grandes farmacias.

 

¿Qué es lo más grave de esta propuesta de ley?

Si se aprobase tal cual, supondría instaurar convenios entre el Colegio de farmacéuticos y la Consejería de Sanidad para esa atención domiciliaria de l@s farmacéutic@s con oficina de farmacia, su participación en campañas de educación para la salud, preventivas, o de cribado, mientras como decía se siguen recortando los presupuestos en la Atención Primaria. Esto hace que con menos profesionales no se puedan llevar a cabo toda atención domiciliaria necesaria, pero la solución no es que la realicen profesionales -a través de conciertos- y con conflictos de intereses, sino invertir en Atención Primaria.

 

La Ley de farmacias ¿es parte del acuerdo suscrito entre Podemos y PSOE alcanzados para los Presupuestos Generales del Estado 2019?

No. En el Acuerdo solo se incluye la universalización. El decreto 7/2018 la contempla en la exposición de motivos, pero su desarrollo no se ha alcanzado, y por tanto en la práctica no se ha hecho efectiva. El copago farmacético, sobre todo el que afecta a los pensionistas, pero no se ha comenzado a debatir. Y en tercer lugar, de manera genérica se habla de cómo blindar el SNS contra la privatización, pero ya veremos en qué queda.

 

El próximo sábado 27 de octubre hay convocada una movilización en Madrid dentro de la campaña “Si nos movemos lo cambiamos todo”. ¿Existen motivos para movilizarse? Si es una movilización contra el Gobierno ¿cómo es que Podemos apoya al Gobierno firmando los acuerdos en torno a los Presupuestos Generales del Estado?

Como se suele decir, a dios rogando y con el mazo dando. Nosotr@s mantenemos un apoyo crítico al Acuerdo firmado, es decir hay medidas que indudablemente pueden mejorar la vida de las personas más necesitadas. Pero nada se conseguirá si no nos movilizamos, porque ya sabemos lo que es el PSOE cuando gobierna… Por eso existen muchas razones para movilizarnos y salir a la calle.