Víctor de la Fuente | “Muchos años moviendo útiles y limpiando, trabajando duro codo con codo, para ahora ver de un día para otro que muchos compañeros se quedan en la calle sin ninguna justificación”. Así se da comienzo a la huelga que ya dura diez días continuados y que se extiende también a la central de Airbus en Getafe.

“Tenemos una cosa clara y es que no se van a quedar en la calle ni 17, ni 70, ni nadie”.

Nos reunimos con Miguel en Madrid, Secretario General de la Federación Metalúrgica de la central sindical CGT, a su vuelta de Illescas, Toledo, donde ha estado con los trabajadores de la fábrica. “La condiciones que esta afrontando la plantilla son realmente duras, lluvia, frío y ahí aguantan. Y no sólo los que pueden ser despedidos, no, toda la plantilla se ha movilizado en la huelga en solidaridad con sus compañeros”, nos relata Miguel. Y es que la empresa ID Logistics, subcontrata de la empresa Airbus, será sustituida por la empresa ISS Facility, quien despedirá a 17 de los 70 trabajadores. Es curioso como los despedidos serán aquellos con mayor antigüedad en la empresa, con más experiencia y con salarios más elevados. Quienes supieron de su despido el pasado 31 de Octubre así nos lo relatan “por la tarde se vivieron escenas de dolor y rabia en la caseta de ISS donde se iban cantando los nombres de los que se iban al paro” como cuenta la propia plantilla en su “Diario de Huelga”.

Nadie duda en señalar a la auténtica responsable de esta situación, Airbus, multinacional francesa con participación pública española a través del SEPI (Sociedad Estatal de Participantes Industriales). Quien no ha dudado en saltarse el derecho a huelga, reconocido constitucionalmente, empleando el esquirolaje para minimizar el impacto del paro laboral de la plantilla. Junto con las amenazas continuadas por parte de la multinacional, quien en lugar de intentar negociar, ha insinuado en sucesivas ocasiones el despido de la plantilla al completo si siguen con la huelga y la denuncia constante hacia la CGT.

Lo cierto es que la situación se ha expandido más allá de la propia central de Airbus, sucesivamente se han continuado las muestras de apoyo de otros trabajadores de la zona a los huelguistas. Así lo relatan en su “diario de huelga” “Nos hemos juntado más de doscientas personas a las que hemos ido aplaudiendo a medida que se volvían al tajo”. Los protagonistas en este caso son los conocidos como “Tarjetas Rojas”, debido al color de la acreditación que les da acceso a las instalaciones de Airbus. A diferencia de la plantilla de Airbus, quienes poseen acreditación azul y quien por ahora no apoya la huelga de los subcontratados, la empresa ha jugado aquí su carta para evitar la solidaridad transmitiendo el bulo de que los huelguistas ya habían sido recolocados en otras empresas.

Por su parte la vía judicial sigue su camino, donde se han presentados las denuncias tanto por los despidos individuales como los despidos colectivos. Las sentencias precedentes respecto a la subrogación auguran una posible victoria en este sentido. A pesar de ello, la huelga continúa y los trabajadores continúan afrontando la dura situación, amenazas constantes por parte de la compañía, reuniones de las direcciones de las empresas de las que nada se sabe. Al esquirolaje Airbus suma el empleo de sus propios trabajadores para cubrir las funciones de los huelguistas, lo cual una vez más vulnera el derecho a huelga. Además de poner en grave riesgo a todos ellos, quienes no están preparados para cubrir estos trabajos centrados especialmente en el transporte de grandes mercancías y piezas, así como laborales de limpieza con sustancias altamente tóxicas.

La huelga no es gratis y tras tantos días las fuerzas y especialmente las carteras empiezan a notarlo. Las cajas de resistencia, que por antaño a tantos trabajadores dieron fuerza, comienzan a a recuperar el protagonismo. La puesta en marcha por los Tarjetas Rojas no ha dejado de recibir la solidaridad de mucha gente. Aquí os dejamos tanto el número de cuenta de la caja de resistencia como del crowdfunding que han puesto en marcha para ayudar a los gastos habituales de los huelguistas: https://www.leetchi.com//c/caja-de-resistencia-huelga-indefinida-iss-airbus

“Tenemos una cosa clara y es que no se van a quedar en la calle ni 17, ni 70, ni nadie. Ése es nuestro objetivo desde el primer minuto hasta el último” quiere dejar claro la plantilla.

 

Víctor de la Fuente es miembro de la redacción de Poder Popular y militante de Anticapitalistas.