Redacción Poder Popular Madrid | Por tercera vez en lo que va de año, la plantilla de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid) ha iniciado un periodo de huelgas y movilizaciones para reivindicar un convenio digno. La empresa de Jeff Bezzs, el hombre más rico del mundo, se niega a ratificar el marco de acuerdo anterior y a sumar ciertas mejoras como ligar el salario al IPC o garantizar los ingresos durante las bajas médicas. La empresa quiere que la plantilla acepte el marco de convenio provincial, lo cual supondría una degradación considerable de las condiciones de trabajo y de vida de los empleados, imponiendo rebajas salariales y más precariedad con la excusa de la flexibilidad laboral.

La huelga ha comenzado con piquetes a las 5 de la mañana. CGT y CCOO han liderado la convocatoria unitaria. Desde temprano, la policía nacional dependiente de la delegación del gobierno ha hostigado con insistencia a los piquetes, impidiéndoles estar en la carretera y tratando de arrinconarlos en las aceras. A pesar de ello, muchos camioneros y trabajadores del centro logístico han optado por darse la vuelta y no entrar a entregar la mercancía ni a trabajar. El vacío en el parking es evidente y los sindicatos cifran el seguimiento de la huelga en un 80%.

La lucha de la plantilla se ha convertido en una lucha emblemática en Madrid. Muchos colectivos se han acercado a solidarizarse e incluso la prensa convencional se ha visto obligada a cubrir el paro, a pesar de las presiones de Amazon, que invierte grandes sumas de publicidad para tratar de limpiar su imagen. Las movilizaciones continuarán hoy por la tarde con una manifestación que sale a las 18.00 desde Torrejón y terminará en la empresa. Mañana continuarán los paros con piquetes hasta la tarde. Los sindicatos han hecho un llamamiento a no comprar en Amazon mientras dure la huelga.