Pepe Mejía | Durante el franquismo, por el sólo hecho de reunirse o repartir panfletos ibas a la cárcel. Dentro de las cárceles se seguía luchando, negándose a ir a misa, exigiendo que se les diera vino como moneda de cambio con los presos comunes, o enfrentándose a los funcionarios y chivatos de la dictadura. “Presos contra Franco” es un ensayo que recoge la historia de una serie de hombres y mujeres que se enfrentaron a la dictadura y lo acabaron pagando con la cárcel.

A cuatro días del aniversario de la muerte del estudiante antifranquista, Enrique Ruano, se ha presentado en Madrid el libro de Mario Martínez Zauner, quien describe que su mayor dificultad fue “recomponer los distintos campos políticos que convivían en las cárceles. Comunistas, maoístas, trotskistas, anarquistas”.

“El paso por la Dirección General de Seguridad era duro. La vida cotidiana en la cárcel, los alimentos, la luz, los olores, la arquitectura, la bóveda de la cárcel de Carabanchel, la relación con los presos comunes en el que primaba la ley del más fuerte, los presos homosexuales” son parte de una historia que se ha recogido en más de cincuenta entrevistas a ex presos políticos y documentos inéditos de la época, según nos explica en rueda de prensa, Mario Martínez, Doctor de Antropología social y cultural por la universidad Autónoma de Madrid.

“Cuando conocí a Mario le di toda la información que tenía. Informes policiales sobre detenciones, interrogatorios, testimonios de mujeres violadas, como el caso de mi madre” señala Luis Roncero, ex preso político y militante del FRAP, y que también intervino en la rueda de prensa.

Por su parte, Jesús Rodríguez Barrio, ex preso y miembro de La Comuna, destacó en su intervención que el libro es “una memoria de la resistencia en las cárceles del franquismo. También es un combate por la justicia. La resistencia al franquismo nos había convertido en víctimas. Los desaparecidos éramos nosotros mismos. Las luchas por la justicia, por la verdad, por la memoria son inseparables. Hay que terminar con la impunidad y dejar constancia de todo ello. No sólo por nosotros sino por todos los que no están.”

En alusión a la situación de los presos independentistas, Roncero dijo que existen “políticos presos”, mientras que Rodríguez dijo que “hoy se encarcela a la gente por ejercitar sus derechos de expresión, manifestación, o sea, sus derechos fundamentales.