El próximo 6 de abril vecinas y vecinos de Leganés saldremos a la calle contra el odio y la intolerancia; por una ciudad feminista,antirracista, diversa y antifascista. Al mismo tiempo, Vox presentará a sus candidatos a las elecciones nacionales en la plaza de toros del municipio (La Cubierta). Su discurso, que dispara contra las mujeres, los migrantes o el colectivo LGTBIQ+, será respondido en la calle con una manifestación,que comenzará a las 11:30 en Leganés Central y acabará en el Parque de los Olivos. Tendremos música, comida y talleres para niños. Queremos hacer un eventazo que demuestre la fuerza que tiene una ciudad como la nuestra cuando lucha por la convivencia y la diversidad.

‘Leganés para todas’,que lleva apenas tres semanas caminando como asamblea,prepara esta acción como una ola respetuosa y combativa. Nuestro objetivo es frenar los discursos de una derecha que compite por ver cuál de sus políticas es más extrema y rancia. Sus palabras se introducen y normalizan en la opinión pública ya que están todos los días en los medios de comunicación. Sabemos que nuestra población es un caladero de votos porque nuestros barrios se han visto muy afectados por la crisis y su resaca. Estos partidos vienen a hacer campaña aquí y nos preocupa que el discurso del odio que señala que el culpable de la crisis es nuestra vecina o nuestro vecino, se extienda y venga aparejado con un aumento de la xenofobia y la intolerancia.

Queremos un Leganés feminista, antirracista, diverso y antifascista. Feminista porque las mujeres son uno de los colectivos atacados de manera frontal por la extrema derecha. El intento de dulcificar la violencia de género,utilizando términos como “violencia doméstica”,o la condena de la mal llamada ‘ideología de género usando palabras como ‘feminazis’ no son más que estrategias para que el movimiento feminista, que camina fuerte y seguro,pierda enteros y el machismo vuelva a devorar el espacio que poco a poco vamos conquistando. Pretenden negar un fenómeno tan grave como la violencia machista cuando ya poca gente se cree que estamos ante casos aislados. No hay que olvidar que desde que hay datos -2003- van ya 990 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o sus exparejas. Y en Leganés no estamos libres de estas agresiones; hace unos meses un hombre intentaba arrancar la lengua a su mujer y días antes otro era detenido por engañar a mujeres con una falsa oferta de empleo de niñeras. Las citaba y las agredía sexualmente en su domicilio.

Antirracista porque somos un pueblo en el que conviven todo tipo de nacionalidades y culturas y sabemos que es mentira que los migrantes sean los culpables de los problemas socioeconómicos. Hacerles responsables de la crisis es una estrategia que desgastan pero que,desgraciadamente, cala hondo. Así, por ejemplo, por las redes sociales circulan bulos referentes a la existencia de ayudas por lugar de procedencia y, sorprendentemente, hay gente que sigue pensando que existen. Además, y pese a que España ha blindado la entrada de refugiados a nuestro país, pedimos que nuestro pueblo sea un lugar con las puertas abiertas para todas las personas que huyen de la guerra, de situaciones inestables o de la carestía que existe en muchos países. Para ello, creemos que es básico construir un tejido social donde la convivencia y la diversidad sean pilares fundamentales.

Diverso porque defendemos la diversidad sexual ante el ataque homófobo de las ideologías tradicionales. Sabemos que el colectivo LGTBIQ+ está seriamente amenazado por las ideologías fascistas y neofascistas. No queremos ningún tipo de violencia contra nadie motivada por su identidad sexual. No queremos que nadie se tenga que esconder por miedo a ser criminalizado o apaleado.

En definitiva somos una asamblea antifascista, entendiendo el antifascismo como la oposición a una ideología totalitaria que quiere machacar a los colectivos anteriormente mencionados y a quienes apostamos por construir barrios más justos, solidarios y diversos.

La manifestación del día 6 de abril será nuestro estreno en las calles. Un acto alegre y combativo, en el que proponemos que las asistentes traigan fregonas, mochos o bayetas para limpiar nuestras calles de odio. La idea es que Leganés ese día enseñe músculo frente al discurso de la derecha más rancia que se emitirá de manera simultánea en otro punto de la ciudad. Pero nuestra labor no acabará ese día, sino que más bien comenzará. Pensamos seguir dinamizando y sensibilizando en nuestros barrios, para tener realmente un Leganés para todas.