Pepe Mejía |La Comunidad de Madrid premia a una empresa, El Corte Inglés, que ha sido denunciada por explotación laboral, discriminación de la mujer, persecución sindical, que protege a sindicatos amarillos, que trabaja con empresas que tienen problemas de precariedad laboral y explotación laboral en los centros de producción textil en los países del Sur y mantiene a accionistas que tienen sus dineros en paraísos fiscales.

En el mismo Decreto la Comunidad de Madrid –que premia a una empresa que discrimina a la mujer- concede tan sólo la medalla de plata a la selección femenina de fútbol sub-17 de España.

Según el Decreto 33/2019, de 9 de abril, el Consejo de Gobierno concede la Gran Cruz de la “Orden del Dos de Mayo” de la Comunidad de Madrid a El Corte Inglés, S. A. “En atención a los méritos y circunstancias que concurren en El Corte Inglés, S. A…” El Decreto lo firma –dos días antes de su dimisión como Presidente- Ángel Garrido García, actual número 13 en la lista de Ciudadanos a las elecciones a la Asamblea de Madrid.

En pasadas ediciones, la Gran Cruz de la “Orden del Dos de Mayo” ha sido concedida también, entre otros, al escritor y periodista, Alfonso Ussía, el empresario transnacional, Florentino Pérez, la policía municipal de Madrid y Mahou.

La Comunidad de Madrid concede la máxima distinción a El Corte Inglés sin saber si la propia Comunidad activó la interrupción de la prescripción para reclamar una factura de al menos 400 millones de euros a las hijas del fallecido presidente del emporio empresarial, Isidoro Álvarez.

Isidoro Álvarez

La distinción de la Comunidad de Madrid llega en medio de la batalla entre dos familias, herederas de El Corte Inglés, por la propiedad de 1300 millones de euros herencia que legó Álvarez.

El Corte Inglés ha sido denunciado por discriminación contra la mujer. Por sexos, hay un 37 % de hombres y un 63 % de mujeres, aunque en la categoría de directores y gerentes hay más hombres que mujeres.

La relación tradicional de El Corte Inglés con sus trabajadores ha sido formal, familiar y paternalista, tratando de establecer vínculos recíprocos para la retroalimentación entre la empresa y sus empleados. La empresa proporciona mediante entidades englobadas en el grupo de empresas formación y ayudas para la educación, servicios financieros y adquisiciones subvencionadas o financiadas de bienes y servicios.

Según CCOO y UGT, en el Corte Inglés las elecciones sindicales las suelen ganar mayoritariamente FASGA o FETICO, sindicatos amarillos.

A El Corte Inglés se le ha vinculado con empresas que practican la explotación laboral en centros de producción textil en países del Sur, según la ONG Intermon Oxfam.

También ha sido acusada de cercenar la libertad de expresión a través de su influencia en los medios de comunicación. El Grupo El Corte Inglés es el mayor inversor (99,8 millones de euros en 2011, el tercero en España) en publicidad en medios limitando la publicidad de opiniones.

El emporio empresarial ha desarrollado sus relaciones con las distintas administraciones públicas. Viste a los antidisturbios, a los miembros de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y proporciona las prendas técnicas de montaña de la Guardia Civil. También se encarga de la puesta en marcha del sistema de grabación de vistas en las salas judiciales de todo el territorio del Estado español.

Sus relaciones con la Casa Real han sido y son estrechas. Además de gestionar los viajes de la familia real el fallecido presidente, Isidoro Álvarez, ejerció de gran mecenas participando en el patronato de las dos fundaciones Príncipe de Asturias y Fundació Príncep de Girona.

Uno de los accionistas (con el 12%) de El Corte Inglés es Hamad bin Jassim bin Jaber al Thani uno de los hombres más poderosos de Qatar y que tiene parte de su fortuna en paraísos fiscales. Actualmente es mano derecha del actual emir de Qatar y colaboró en el golpe de estado contra su padre.

Uno de los asesores de El Corte Inglés, Estanislao Rodríguez-Ponga, fue condenado e ingresó a prisión por el caso de las tarjetas black de Caja Madrid.

Los consejos de Rodríguez-Ponga fueron muy útiles cuando Cristóbal Montoro, ex ministro de Hacienda con el PP de Rajoy, permitió la amnistía fiscal para repatriar el dinero que grandes fortunas españolas tenían en el extranjero.

Por último, Dimas Rodrigo Gimeno Álvarez, que fue Director General de El Corte Inglés entre 2014 y 2018 y después destituido por Jesús Nuño de la Rosa, fue candidato de Falange Española Independiente (FEI) en tres ocasiones: dos en las elecciones generales y otra en las elecciones catalanas de 1999.

La concesión de la Gran Cruz de la “Orden del Dos de Mayo” de la Comunidad de Madrid a El Corte Inglés contrasta con la concesión de una medalla, en su categoría de plata, a la selección femenina de fútbol sub-17 de España. La firma el candidato de Ciudadanos en el mismo acuerdo del 9 de abril.