621.

si se estrangulan las manos en rebelión,
obedece el grito a la algarabía

-en los desiertos desnudos de Palestina,
alguien cuelga sonajeros en los muros en señal de luto-

mientras alguien calle llameando lamentos,
estará el lápiz apuntando al horizonte
para no detenerse y seguir seguir                                   escribiendo
aunque sólo sea para narrar / dar cuenta de la realidad
y seguir seguir                                                                                   recordándo(nos)
                                                                                                la barbarie que nos asola

(Eddie J. Bermúdez)