PENA TIRANA

Homenaje en el Día de la Mujer, 8 de Marzo,
para rememorar a las obreras quemadas en
una fábrica textil de Nueva York.

En el taller de costura las 100 mujeres de cabeza cosen depositando su silencio en cada pespunte y en cada silbido de las máquinas. Todo el taller está inundado de una luz blanca e inmóvil. Toda la esperanza de estas 100 mujeres está en envejecer cosiendo como pájaros azotados unos vestidos que nunca se pondrán.
Hoy todas las telas son azules.
Un campo azul de fulgores textiles que crujen como lepidópteros. Y las 100 mujeres como una sola dentadura de caballo aprietan las fauces deslumbradas por el color y la envidia de sus manos divinas. Alguien ha puesto de Handel esa Pena Tirana por los altavoces del taller. Y las 100 mujeres como las 100 vacas que apuntillara el matarife cosen con más coraje y agua y les sangran las axilas y las manos poniendo en el tumulto de la música un quebrado alarido de pezuñas sometidas.
Un río de alfileres y puntadas corre por las solapas y los dobladillos.
Un muro de hilos y de aire va poseyendo la masa de la tela y en los 100 corazones guardados entre el polvo de la ira va cayendo la tarde sobre la seda azul hasta izarla al techo de la nave esas 200 manos urgentes de zumbidos sobre el desprecio y la paciencia hasta los sollozos y la majestad.
Han cosido la tela al corazón en el camino mortal de las sombras que se pondrán esta noche las burguesas.
El trabajo dignifica bebido en un dedal y con cianuro.
Beban esta noche las 100 mujeres el musgo de las yemas de sus dedos beban en su dormitorio azul el alarido negro de la Pena Tirana.

(Isla Correyero) Isla Correyero: Poema “Pena tirana”