Alberto Sánchez | Como hace medio año, volvemos a entrevistar Yoan Segui cartero en Boulogne-Billancourt (92) desde 2015 y en la empresa desde 2010, sobre la evolución de la lucha que l@s carter@s de París y la recientemente victoria que han cosechado logrando un acuerdo que marca el final de una lucha ejemplar de 15 meses.

Comunicado:

 

¿En qué ha consistido el acuerdo firmado y cómo lo valoráis?

En el acuerdo final se ha logrado:

1) Un calendario de reestructuraciones de puestos de trabajo y oficinas, que se extienden de mayo 2020 (por mi oficina, Boulogne) a 2023, mientras que la empresa querían pasar todo en 2018 y 2019. Con esto hemos ganado mucho tiempo, que nos permitirá organizarnos por combatirlos cuando sea el momento.

2) El derecho incondicional, reconocido tres veces por la justicia, de que Gaël Quirante sea nuestro delegado sindical y que pueda representarnos en negociaciones, huelgas, acuerdos, etc.

3) 142 empleos con contratos fijos en 2018 y 2019, lo que queríamos desde años y que La Poste siempre negó.

4) Ninguna reorganizacion de oficinas. Con lo que La Poste llama « pausa meridiana », que consiste en imponer una distribución de correo por la mañana, una pausa, y una segunda distribucion por la tarde, significando 6 o 7 horas fuera con la bicicleta.

5) Y por fin, cada huelguista ha obtenido cerca de 4 000 euros (un salario entero + 54 días de huelga pagados) por acabar el conflicto.

 

La huelga por su duración e importancia ha adquirido una gran dimensión, ¿podemos afirmar que se ha ganado el pulso a la ministra de trabajo Muriel Pénicaud y al Gobierno de Macron?

La lucha contra Pénicaud sigue, porque Gaël todavía no está reintregrado en su puesto de trabajo en la empresa.

Y por Macron, sabemos que no son 150 huelguistas quienes puedan derrotar su gobierno. Solo consideramos que somos una pequeña parte de una lucha amplia contra su política, y esperamos que nuestra victoria podría dar confianza a otros trabajadores.

 

En todos estos meses ha sido fundamental la solidaridad desde varios rincones [2]. Y también las múltiples campañas y formas de apoyo que se han empleado, cómo la caja de resistencia. ¿Cómo se ha podido mantener durante tanto tiempo? ¿Habéis mantenido conexión con otros movimientos?

La verdad es que, sin el comité de apoyo a la huelga, que existe desde agosto 2018, la victoria final nunca podía haber ocurrido. Todas estas personas, sin ningún enlance profesional con La Poste, pero que conocemos desde varias luchas, han sido fundamentales, particularmente en las últimas semanas. Sin ellos y ellas, pensamos que el desenlace hubiese sido el de una derrota. Nos han apoyado organizando fiestas, recogiendo dinero, con ayuda jurídica y administrativa a las huelguistas y sus familias, ayudando a organizar ocupaciones de los sedes de la empresa, etc. Un papel increíble, que nos permitía cada mes poder encontrar el dinero para seguir y que nadie dejase la lucha.

Hemos mantenido conexiones con sectores como profesores, empresas de transportes, hospitales, estudiantes, inmigrantes en lucha. Además, también hemos ido a la manifestación del 8 de Marzo, y dos veces al Orgullo.

 

Según revelan los últimos datos, los algoritmos utilizados para calcular la carga de trabajo de l@s 70 000 carter@s de todo el país están completamente desfasados, entonces ¿cómo se avecinan los cambios y qué demandáis al respecto?

La Poste todavía niega publicar la manera de cómo calcula la carga de trabajo, y niega darnos las cifras del algoritmo. Pero ahora gracias a los artículos en los periodicos que los revelan, se conoce este problema, y muchos carteros de otras parte del país lo conocen, debilitando la empresa en este punto. Esperamos que todo eso ayudará a provocar otras huelgas, más amplias.