Redacción Canarias | En Canarias se ha puesto en marcha la agenda por la jornada de Huelga Mundial por el Clima del 27 de septiembre. Se ha logrado aglutinar a más de 250 colectivos, asociaciones, plataformas sociales, sindicatos,… en la convocatoria del Movimiento Canario de Emergencia Climática.

Nadie duda hoy de que estas situaciones de emergencia climática ya nos afectan y que “en Canarias tienen una doble incidencia por su condición de territorios insulares, ricos en biodiversidad pero muy frágiles y muy pobladas en algunos casos”. Lo hemos visto en la virulencia de los últimos incendios de Gran Canaria, en los cambios estacionales, en la subida de temperatura de las aguas oceánicas en torno a las islas, la aparición de especies propias de zonas tropicales , la proliferación de fenómenos climáticos adversos. Fenómenos éstos que han venido para quedarse.

 

Preaviso de huelga laboral

El preaviso de huelga está presentado y afecta a todos los sectores laborales, tanto públicos como privados en el ámbito de Canarias y al sector estudiantil, con el objetivo de ofrecer garantías a todas las personas que en la jornada del 27 deseen ejercer su derecho a la huelga.

El calendario de acciones locales previsto para los próximos días tiene como hito principal la jornada de Huelga Mundial por el Clima prevista para el 27 de septiembre, que se complementa con una manifestación a partir de las 18.00 horas por las calles de las principales ciudades de las islas.

En Canarias nos sumamos a la Huelga Mundial por el Clima para que el Gobierno de Canarias y el resto de las administraciones públicas, no solo aprueben declaraciones de Emergencia climática sino que empiecen ya a tomar medidas efectivas, temporalizadas, evaluables y con partidas presupuestarias en su caso. Queremos que se garantice poder vivir en Canarias en el futuro, que se legisle para la vida, el bienestar de las personas y el medioambiente.

 

Exigencias al Gobierno canario

Estamos en una situación de emergencia climática y queremos medidas concretas y urgentes en distintos ámbitos, entre ellas:

– Transición a un modelo energético basado en energías limpias, creando una empresa pública, que la produzca y la distribuya, de manera descentralizada .

– Transporte público asequible para la población, de calidad frente al actual predominio del vehículo individual, así como la mejora de las redes de transporte público .

– Depuración, reutilización, y optimización del ciclo del agua y desprivatización del sector, . Solucionar ya los vertidos al litoral de aguas sin depurar, la sobreexplotación de los acuíferos y la desertificación creciente.

– Protección del territorio. Creación de nuevas reservas marinas. Retirada de la actual Ley Canaria del Suelo.

– Gestión de los residuos sólidos mediante un sistema de tratamiento respetuoso con el medio ambiente y que desarrolle plenamente el empleo a través del reciclaje.


– Plantillas y medios suficientes en Canarias para la prevención y la extinción de incendios, apoyados en los recursos tradicionales .

– No más grandes infraestructuras que no respondan a las necesidades populares,

– Combatir la contaminación atmosférica que viene generada por las centrales térmicas, el tráfico rodado, aéreo y marítimo, el incremento de los cruceros en nuestros puertos.

 

Los retos del movimiento

El Movimiento Canario por la Emergencia Climática está convocando a toda la sociedad canaria a una movilización masiva.

Canarias tiene que asumir su responsabilidad con las presentes y futuras generaciones. No ayuda todos los beneficios fiscales de que gozan las grandes empresas en las islas, sobre todo la industria turística, cuyos beneficios se los llevan grandes touroperadores transnacionales y la burguesía canaria, mientras que las consecuencias medioambientales las cargan en nuestra cuenta y trabajamos a su servicio de forma precaria, la mayoría mujeres.

La intensificación de la huella ecológica de Canarias se relaciona directamente con el turismo. Este modelo económico es extractivista pues destruye nuestra naturaleza de forma irreversible, interviene en el cambio climático de manera alarmante, es dependiente de los centros de poder económico y socialmente nos empobrece y crea exclusión social. Necesitamos apostar por una economía más diversificada, sostenible y con un mayor reparto social de la riqueza que se genera en nuestra tierra.